Analizamos el todocamino en un trayecto off road y el biplaza en una carretera secundaria muy 'ratonera'.

Son pocas las ocasiones en las que una marca no pone límites a la hora de probar sus vehículos más icónicos en escenarios complicados. Mazda nos ofreció esta posibilidad con el CX-5 2018 y el MX-5 RF 2018. Estamos hablando de su modelo más vendido y de uno de los coches más divertidos de conducir de todo el mercado. Es decir, dos pilares básicos para la marca nipona.

Tras presentar sus planes de futuro, de los que ya te dimos cumplida información, la filial española de la firma japonesa preparó dos rutas específicas, una para cada automóvil, en el sureste de la Comunidad de Madrid. Primero, nos decantamos por el CX-5 2018. Recientemente, lo habíamos probado en la redacción, pero quería cerciorarme de que el SUV está a la altura de los rivales Premium.

El presente y el futuro de Mazda:

Sorprendentemente, no tocamos asfalto con el todocamino. Por suerte, ya sabíamos que, en ese entorno, el coche se mueve como pez en el agua, pues reacciona como un buen turismo. Más bien, la prueba consistió en poner al CX-5 2018 al límite en el campo. Inicialmente, pensábamos que la ruta sería descafeinada, pero, al contrario, tuvimos que poner mucho empeño en superar los obstáculos que se nos presentaron. Te voy contando...

Para completar la ruta, elegimos la versión de gasolina, con aspiración atmosférica, SKYACTIV-G, de 2,0 litros y 160 CV. El motor se asocia a una caja manual de seis velocidades y al sistema de tracción total AWD. Si piensas que los neumáticos eran específicos para el campo, para facilitarnos la tarea, no fue así.  

En el tramo realizado, de aproximadamente diez kilómetros, nos encontramos con pasos 4x4 bastante exigentes. Casi al inicio, una bajada con mucha inclinación nos dio la 'bienvenida' al paseo. Manteniendo engranada la primera velocidad, el Mazda CX-5 2018 la superó con bastante presteza. 

Prueba Mazda CX-5 2018

Posteriormente, disfrutamos de una pista llana en la que el todocamino mostró su brillante dinamismo. En este escenario, jugar con la zaga para mantener el coche en la trayectoria deseada supuso una experiencia muy divertida y recomendable. 

Todavía nos faltaba lo mejor: caminos rotos y cuestas pronunciadas. En los primeros, superados siempre a baja velocidad, la suspensión trabajó a destajo, llegando, en muchas ocasiones, al límite de su recorrido. No llegamos a 'levantar pata', pero no faltó mucho para que alguna rueda quedara en el aire. 

En cuanto a las subidas, déjame confesarte que, en la más dificultosa, resultó imposible coronarla a baja velocidad, debido a la poca adherencia del firme. Después de un par de intentos suaves, tuvimos que retroceder y afrontarla con contundencia. ¿Qué hubiese pasado si hubiésemos tenido el CX-5 2018 con motor turbodiésel SKYACTIV-D? Al ofrecer más par a bajas vueltas, quizá hubiésemos logrado subir a punta de gas, pero quién sabe...

En cualquier caso, comprobamos que el todocamino japonés consigue superar rutas 4x4 que el 99,9% de los clientes jamás intentarán hacer. Todo, además, sin aparecer ni un solo 'grillo' en el habitáculo, lo que demuestra la excelente factura de los materiales. Desde luego, el Mazda CX-5 2018, a la venta desde 26.600 euros, vale para todo...

¡A por las curvas!

Después de la grata experiencia campera, tocó cambiar completamente el chip para conducir un biplaza histórico, el Mazda MX-5 2018. En concreto, empleamos la versión targa RF, dotada de un techo duro retráctil. He de confesar que mi elevada altura, 1,94 metros, no es la más recomendable para acomodarse fácilmente al volante, pero, en ningún momento, sentí sensación de agobio en el habitáculo, a pesar de que el techo quedaba muy cerca de mi cabeza. 

Daba igual, no podía escapar la oportunidad de disfrutar a los mandos de un coche único a la hora de transmitir sensaciones. Además, Mazda España preparó una ruta de 30 kilómetros por carreteras secundarias, repletas de curvas de todo tipo, en la que pudimos exprimir al máximo al cabrio japonés. 

Para la ocasión, contamos con el motor más potente. Curiosamente, el mismo que el del CX-5, el 2.0 SKYACTIV-G de 160 CV, asociado a un cambio manual de seis velocidades. Un binomio perfecto a la hora de divertirte en cada kilómetro.

Seguro que ya has oído las bondades de este coche, pero quiero recordártelas de nuevo. Es verdad, es un coche ruidoso y pensado, más bien, para jornadas lúdicas, pero no puede ser más placentero cuando te pones al volante y le sacas el máximo partido. 

Ante cualquier imprevisto, el Mazda MX-5 2018 reacciona de manera instantánea, mostrando una agilidad inusitada. Además, la zaga es muy juguetona, por lo que hay que 'trabajar' más con el volante para completar la trazada deseada.

También es un puro placer subirlo de vueltas hasta cerca de la zona roja, tanto por sonido como por empuje a altas revoluciones. Por supuesto, el cambio, con inserciones rapidísimas, se alía en estos kilómetros adrenalínicos.

Mazda MX-5 RF 2017

Como podrás suponer, las curvas no suponen ningún problema para el Mazda MX-5 2018. De hecho, en las más 'ratoneras', su bajísimo centro de gravedad y sus contenidas dimensiones sirven para superarlas con una eficacia bárbara. 

En fin, entenderás que se me hizo muy corto el trayecto, pero lo importante es que pude volver a revivir sensaciones que solo un 'roadster' como este puede ofrecerte. Sí, hay biplazas más exclusivos y caros, pero muchos clientes no necesitarán más para vivir jornadas inolvidables. Apunta el precio base del RF, 27.500 euros. Si lo deseas con la tradicional capota de lona, la tarifa baja a 25.000 euros. 

Desde luego, Mazda cuenta con dos modelos muy interesantes en dos segmentos totalmente dispares. Sin olvidarnos de que también ofrece turismos atractivos y repletos de tecnología. Tenlo en cuenta si vas a cambiar de coche...  

Otras noticias de Mazda en Motor1.com:

Mazda CX-5 2.0 SKYACTIV-G 160 CV AWD

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, atmosférico, 1.998 cm3
Potencia 160 CV a 6.000 rpm / 208 Nm a 4.000 rpm
Caja de cambios Manual, 6 velocidades
0-100 km/h 10,9 s
Velocidad máxima 198 km/h
Consumo 6,8 l/100 km
Tracción Integral AWD
Peso en vacío 1.420 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 506 l
Precio base 31.780 euros

Forma parte de algo grande

Mazda MX-5 RF 2017