La empresa china NIO tiene grandes planes de futuro. Hasta la fecha, vende mucho menos que su compatriota BYD (que está escalando posiciones en el ranking mundial), pero con sus productos pretende competir contra grandes nombres como Tesla. Para aumentar las ventas, acaba de anunciar dos nuevas marcas: Onvo, que significa "en la carretera" y se dirige a las familias, y Le Dao, que significa "camino hacia la felicidad".

El primer modelo de Onvo es un crossover compacto que se enfrenta al Tesla Model Y. Se llama L60 y puede reservarse en China con precios a partir de 219.900 yuanes (unos 28.100 euros al cambio actual). La lista de precios está pensada para ser inferior a la de la competencia (alrededor de un 12% menos que el Tesla Model Y, cuyo precio en China es de 249.900 yuanes).

Se espera que las entregas en el país asiático comiencen en septiembre, mientras que NIO quiere traerlo a Europa a finales de año.

Onvo L60, dimensiones y prestaciones

El Onvo L60 tiene aspecto de SUV fastback y es totalmente eléctrico. Mide 4,82 metros de largo, 1,93 metros de ancho y 1,61 metros de alto, con una distancia entre ejes de 2,95 metros. A pesar de su tamaño, el L60 mantiene un buen perfil aerodinámico, con un coeficiente de resistencia aerodinámica (Cx) de 0,229.

A bordo, los asientos delanteros pueden reclinarse totalmente para ofrecer el máximo confort en parado y, además, hay mucha tecnología. La pantalla central de 17,2 pulgadas está acompañada por un cuadro de instrumentos de 13 pulgadas y pantallas de entretenimiento opcionales de 8 pulgadas para los pasajeros traseros.

<p>La Onvo L60 con asientos reclinables</p>

La Onvo L60 con asientos reclinables

El L60 tiene un consumo medio declarado de 12,1 kWh cada 100 km según la norma CLTC, rebajando los 12,5 kWh cada 100 km del Model Y, y ofrece tres opciones de autonomía (CLTC):

  • Batería de 60 kWh (555 km)
  • Batería de 90 kWh (730 km)
  • Batería de 150 kWh (1.000 km)

La unidad de 150 kWh es una batería semisólida que utiliza celdas de la empresa china Welion.

Objetivo: Europa

Los coches Onvo tendrán acceso a la red de recarga NIO, que actualmente cuenta con más de 1.000 estaciones de intercambio de baterías y 25.000 cargadores públicos en toda China. La red también se está expandiendo fuera del país, empezando por algunos estados europeos. El objetivo, como decíamos, es venderlo también aquí dentro de un año.

Onvo L60 (NIO)

Onvo L60 (NIO)

NIO sigue centrado en su proceso de expansión con el nombre en clave Firefly y trabajará en vehículos eléctricos compactos para entornos urbanos, con precios que se espera se mantengan por debajo de los 30.000 euros.

Sin embargo, es posible que el lanzamiento en EE. UU. de NIO o de cualquiera de sus otras marcas nunca llegue a producirse, dado el aumento de los aranceles sobre los vehículos eléctricos fabricados en China decidido por la administración Biden esta semana, que pasan del 25 al 100%.

Galería: Onvo L60