El mundo de las réplicas automovilísticas comprende desde las mejores, que pueden confundirse con el vehículo original, hasta las peores, que nos provocan incluso carcajadas. Esta copia del Bugatti Veyron te hará llevar las manos a la cabeza de lo mala que es. 

¿Es la peor del mundo? Que nosotros hayamos visto, sí. Porque debajo tienes otra una muy mala, a partir de un pobre Audi TT, pero creemos que la que protagoniza este artículo se lleva la palma. 

Seguro que te estás preguntando qué coche se esconde debajo. Se trata de un Ford Cougar, un coupé de la marca estadounidense, que estuvo a la venta en España con un motor 2.5 V6 atmosférico de 170 CV. 

Galería: Bugatti Veyron, réplica con un Audi TT

Lamentablemente, no tenemos más datos de esta réplica: ni quién la hizo, ni dónde, ni cuánto dinero le supuso. Tan sólo podemos comentar la mirada 'triste' que dan los faros del frontal. ¡Parece que el coche está a punto de llorar!

Al menos, aparece la corporativa parrilla con forma de herradura, pero no así los pontones laterales. ¿Y qué me decís del capó a diferente altura que el resto de la carrocería? En fin, no nos extraña que te entre la risa floja al ver el coche.  

Los colores negro mate y naranja sí se asocian al Veyron real, si bien el kit exterior deja mucho que desear, excepto si te encuentras en países emergentes, donde quizá no estaría tan mal visto. 

Ahora bien, hay copias hechas en Vietnam verdaderamente increíbles. Por ejemplo, ya que hablamos de Bugatti, ésta de un Chiron es bastante meritoria. Al final, también hay que tener maña... 

Si te has encontrado alguna réplica aún más horrorosa que la que te hemos mostrado del Veyron, no dudes en subirla como respuesta a nuestros perfiles de redes sociales, porque no queremos perdérnosla.