Aunque casi todas las marcas de motos han expresado su interés en futuros modelos eléctricos, todavía estamos esperando ese gran boom en lo que se refiere a novedades sin emisiones. De momento, Yamaha acaba de presentar la patente de una nueva máquina ecológica de motocross.

La electrificación ha avanzado a pasos agigantados en el mundo 'off road' y los fabricantes se han dado cuenta de las ventajas que aportan las motos eléctricas: par motor instantáneo, funcionamiento silencioso y menores costes de mantenimiento. La patente de Yamaha se basa en una moto que ha estado probando durante bastante tiempo: la TY-E de trial (foto principal).

Cuando se trata del desarrollo de motocicletas eléctricas, el reto siempre ha sido mantener la familiaridad en comparación con sus 'hermanas' de gasolina. Dominar los senderos y los circuitos de MX implica dominar el control de la tracción, y la única forma que tienen los pilotos de hacerlo es a través del acelerador. 

Patent drawing of Yamaha's electric motorcycle

Dibujo de la patente de la moto eléctrica de Yamaha

Por ello, las empresas han ideado algunas soluciones bastante innovadoras para proporcionar un par motor adicional cuando los pilotos más lo necesitan. En el caso de Yamaha, se espera que la próxima moto de cross eléctrica incorpore un amortiguador de torsión.

El dispositivo se integrará en la transmisión de la moto y consistirá en un par de rotores conectados por muelles, que impartirían una breve ráfaga de fuerza extra a la rueda trasera, perfecta para impulsar los saltos o salir de las curvas con potencia.

Claramente, el objetivo es mejorar la aceleración sin añadir un peso excesivo a la transmisión. Dicho esto, los ingenieros de Yamaha seguramente tendrán que encontrar una manera de integrar el dispositivo en los controles de la moto de una manera fluida.

Los nuevos avances tecnológicos en el ámbito del rendimiento eléctrico son siempre emocionantes. Parece que ahora más que nunca, las empresas están invirtiendo recursos en mejorar el dinamismo, la aceleración y el tacto de las motos sin emisiones.

Con todos estos desarrollos a diestro y siniestro, los modelos eléctricos de alto rendimiento prometen ser tan o más emocionantes que los actuales de gasolina. El tiempo dirá si eso es así finalmente.