Sabemos que a muchos de vosotros os gustan los scooters, no sólo como solución de movilidad urbana, sino también para lucir sus desenfadadas líneas, como por ejemplo los dueños de una Vespa. 

Hoy no vamos a hablar de un modelo para Europa, sino de otro centrado en el mercado japonés, el Yamaha Vino, que acaba de actualizarse. Su trayectoria comenzó en 2004 y, desde entonces, no ha cambiado mucho, estéticamente hablando. 

Efectivamente, la marca japonesa ha conservado el estilo simple y encantador de su máquina, pero lo ha renovado para adaptarlo a las normas de emisiones de hoy en día. Además, ha aumentado su gama cromática. 

Yamaha Vino 2024

Un rojo y dos azules

Así las cosas, el Vino se vende en tres pinturas adicionales exclusivas para Japón: Fighting Red, Matte Jeans Blue Metallic y Puco Blue. Yamaha afirma que cada uno de estos colores pretende resaltar la naturaleza juguetona y encantadora de su modelo.

El nuevo Fighting Red se inspira en el estilo retro del scooter y viene con detalles en negro en el sillín y los reposapiés. Por su parte, el Matte Jeans Blue Metallic da un toque deportivo al scooter, con detalles grises que añaden un toque de contraste. Por último, el Puco Blue acentúa el estilo desenfadado de esta máquina, convirtiéndola a partes iguales en un vehículo práctico y con estilo.

Aparte de las tres nuevas combinaciones de colores, el Yamaha Vino seguirá ofreciéndose en Japón en colores beige, marrón y negro, con un total de seis opciones cromáticas para los clientes.

Yamaha Vino 2024
Yamaha Vino 2024

Con estilo y también práctica

Dejando a un lado este aspecto decorativo, el diseño de la Yamaha Vino pretende encarnar tanto una visión detallista como el hecho de ser una moto práctica. Su estilo retro lo distingue al instante de los scooters normales. Sin embargo, también impresiona por su practicidad y capacidad de transporte de equipaje.

Para empezar, cuenta con un gran compartimento de almacenamiento y un gancho para colgar una mochila o un bolso. Delante, la guantera tiene un puerto para cargar tus dispositivos sobre la marcha. El Vino también cuenta con un bloqueo de las ruedas traseras y una cerradura de cilindro con llave para evitar robos. 

Por último, el cuadro de instrumentos es minimalista y muestra la hora, el nivel de combustible, la velocidad y el intervalo de mantenimiento.

En cuanto a las prestaciones, el Vino está propulsado por un motor compacto: un monocilíndrico SOHC de 50 cm3, refrigerado por líquido y con inyección de combustible. Este vehículo declara un bajísimo consumo de 1,71 litros cada 100 km (el depósito llega a 4,5 litros) y tiene un precio de 214.500 yenes, que son sólo 1.325 euros al cambio.

Yamaha Vino 2024