Peugeot Motocycles, una compañía independiente del fabricante francés de automóviles, fue adquirida recientemente por el 'holding' (grupo de empresas) alemán Mutares y, desde entonces, se ha embarcado en una fuerte expansión.

En Europa, su oferta incluye scooters como el Django y modelos de tres ruedas como el Metropolis. Más recientemente, la compañía se ha expandido en el segmento premium con un maxiscooter de aventura llamado XP400, y la naked deportiva PM01 para principiantes.

Pues bien, parece que las primicias de la compañía no se detienen, pues acaba de presentar su nuevo prototipo, el SPx, 100% eléctrico. 

The Peugeot SPx Concept draws inspiration from the 103 from 1971.

Si nos adentramos en la historia de la compañía, el SPx hunde sus raíces en el ciclomotor Peugeot 103 de 1971. En aquella época, el 103 se consideraba algo más que un medio de movilidad, ya que encarnaba valores como la libertad y la independencia.

Es más, ofrecía a la gente corriente un medio de desplazamiento fácilmente accesible, liberándola del sistema de transporte público francés, poco desarrollado en aquella época.

The Peugeot SPx concept

Peugeot SPx Concept

Ahora, más de medio siglo después, el SPx encarna el mismo concepto, pero los valores y las prioridades de los hombres de hoy son diferentes, y eso se nota en el diseño del prototipo.

Peugeot afirma que el minimalismo, la sostenibilidad y la responsabilidad social están en la base de la nueva máquina, por lo que es obvio que la SPx es eléctrica. También es ligera, con un chasis monocasco de aluminio. Todo el conjunto tiene un aspecto futurista, acentuado por una horquilla delantera en voladizo y un basculante unilateral.

Peugeot 103 1971
Peugeot SPx Concept

En el momento de escribir estas líneas, Peugeot aún no ha revelado las prestaciones ni los datos técnicos de la SPx. Pero a juzgar por la forma en que la describen, lo más probable es que sea un equivalente de 125 cm3 como máximo.

Muchas de las innovaciones eléctricas que hemos visto últimamente han sido en forma de pequeñas y compactas motocicletas para ir al trabajo. Parece que los fabricantes han dado un paso atrás en términos de rendimiento, especialmente cuando se trata de motos eléctricas y scooters, ya que muchos de ellos se dirigen a principiantes.

Lo cierto es que muchos motoristas o usuarios de moto no son unos entusiastas, sino personas que buscan desplazarse de un punto a otro con comodidad y seguridad, por lo que los fabricantes tienen puestos en ellos su punto de mira.