El Maserati MCXtrema está (casi) listo. Antes de las entregas previstas para este verano, el superdeportivo de la firma del Tridente está completando pruebas en pista para afinar cada detalle de la puesta a punto.

La propia Maserati nos ha querido poner al día de esta fase de test, y en las últimas horas ha publicado un vídeo del MCXtrema 'mordiendo' los bordillos del circuito italiano de Varano de' Melegari.

Galería: Maserati MCXtrema

Ya tiene experiencia

Hasta el momento, el superdeportivo de Maserati ha completado 200 horas de pruebas en simulador y más de 1.000 horas de análisis virtual, sin contar (precisamente) los kilómetros en pista. 

Presentado durante la Monterey Car Week de 2023, el MCXtrema se basa en el MC20 y sólo se fabricarán 62 ejemplares, lo que lo convierte en una edición 'ultralimitada' destinada a los coleccionistas más devotos de la marca.

Es un coche diseñado exclusivamente para su uso en circuito, propulsado por el motor Nettuno 3.0 V6 biturbo, llevado hasta los 740 CV y 730 Nm de par motor máximo, gracias a la instalación de dos turbocompresores mejorados.

Para gestionar este aumento de potencia, los ingenieros han adoptado suspensiones derivadas del mundo del automovilismo y un sistema de frenado carbocerámico de competición.

La cadena cinemática se complementa con una caja de cambios secuencial de seis velocidades con embrague reforzado y levas en el volante, que transfiere la potencia exclusivamente a las ruedas traseras a través de un diferencial mecánico de deslizamiento limitado.

Un 'traje' a medida

Estéticamente, el MCXtrema se distingue por una carrocería aún más agresiva y aerodinámica. Las líneas más redondeadas del MC20 de calle han sido sustituidas por formas más angulosas, lo que le confiere un aspecto atrevido y único.

Maserati MCXtrema, gli interni

Maserati MCXtrema, el interior

El interior del Maserati no es diferente, con una disposición simétrica que recuerda a la cabina de un monoplaza. La consola de control dividida, situada sobre una estructura central de fibra de carbono, se mueve en sincronía con la apertura de las puertas, facilitando la entrada y salida del conductor. Pero lo más destacado del interior es sin duda el volante, equipado con una pantalla de 5 pulgadas que proporciona toda la información vital sobre el coche.

El precio aún no se ha anunciado, pero habrá que suponer (de forma lógica por otra parte) que será muy superior a los aproximadamente 240.000 euros que cuesta un Maserati MC20 nuevo.