Lo que empezó como un rumor en los medios de comunicación japoneses hace unos días se ha confirmado oficialmente. Honda y Nissan han firmado un memorando de entendimiento para realizar un estudio de viabilidad de creación conjunta de coches eléctricos. 

Si ambos fabricantes llegan a un acuerdo, la colaboración podría incluir también el desarrollo unificado de software. La colaboración aún está 'en pañales', pero si Nissan y Honda se alían, el plan es canalizar los esfuerzos hacia "plataformas de software de automoción, componentes básicos relacionados con los vehículos eléctricos y productos complementarios".

La parte de software podría estar relacionada con la seguridad y/o las tecnologías de conducción autónoma, ya que el comunicado de prensa publicado por ambas empresas habla de "cero muertes por accidentes de tráfico". También incluye el objetivo compartido de alcanzar la neutralidad de carbono.

Galería: Honda e:Ny1 2023

Reducir costes

Según un artículo publicado por Nikkei Asia hace unos días, las dos marcas japonesas quieren desarrollar una nueva plataforma destinada exclusivamente a vehículos eléctricos.

La colaboración podría extenderse a la ingeniería conjunta de este tipo de automóviles. Además, los fabricantes japoneses podrían reunir dinero para comprar un sistema de propulsión y unas baterías comunes.

La colaboración no sólo aceleraría el desarrollo, sino que también reduciría los costes de I+D. Cabe recordar que Honda ya no trabaja con General Motors en el desarrollo conjunto de modelos eléctricos asequibles, por lo que no sorprende que busque un nuevo socio.

Por supuesto, Nissan tiene como socio preferente a Renault. Así, la próxima generación del Micra se basará en gran medida en el renacido Renault 5. De hecho, utilizará aproximadamente el 80% de las mismas piezas y entrará en producción en 2026 en la fábrica de Renault en Douai, al norte de Francia.

Con la competencia china intensificándose y mientras el Grupo Volkswagen y Stellantis redoblan su apuesta por los vehículos eléctricos, Nissan y Honda no quieren quedarse atrás, aunque su unión no conllevará resultados inmediatos en forma de novedades en el mercado.