¿Te apetece comprarte un coche de carreras raro? RM Sotheby's ha anunciado la próxima subasta de un importante Mercedes-AMG CLK GTR GT1 de 1997, que se venderá del 29 de febrero al 6 de marzo como parte de un evento oficial de Sotheby's. No se han dado detalles sobre el precio, pero creemos que alcanzará fácilmente las siete cifras.

El Mercedes-AMG CLK GTR GT1, chasis 004, que ganó el Campeonato GT1 de la FIA en 1997, será subastado. Este coche fue pilotado por el legendario piloto de Mercedes-AMG Bernd Schneider y puede presumir de un increíble currículum que incluye cuatro victorias en las 11 rondas de la temporada FIA GT1 de 1997. También es el chasis con el que Schneider ganó el campeonato de pilotos y el de constructores para Mercedes-AMG en 1997.

Galería: Mercedes-Benz CLK GTR GT1 (1997)

Cuando los responsables de Mercedes-Benz quisieron continuar con sus actividades de competición tras los éxitos cosechados en las series alemanas del DTM en la década de 1990, el Campeonato GT de la FIA se presentó como una nueva oportunidad para la marca.

Tres figuras clave se encargaron de impulsar el último proyecto automovilístico de Mercedes-Benz con un programa de desarrollo rapidísimo: Norbert Haug, director de automovilismo de Mercedes-Benz, Hans Werner Aufrecht, jefe de AMG, y Domingos Piedade, responsable de la escudería conjunta Mercedes-AMG.

Sólo 128 días después de que se hicieran los primeros bocetos sobre el papel, el primer chasis completo de competición del CLK GTR salió a la pista del Jarama el 27 de marzo de 1997. Bernd Schneider y el joven de AMG Alexander Wurz probaron el coche con gran éxito.

Gracias a un chasis central de material compuesto de fibra de carbono y aluminio alveolar, equipado con piezas de carrocería de fibra de carbono, fue posible conectar todos los componentes importantes directamente al chasis. El motor V12 de 6 litros LS600/M297 ofrecía unas prestaciones increíbles.

Mercedes-Benz CLK GTR GT1 (1997)

Con las limitaciones prescritas por la FIA, la potencia se limitaba a 600 CV y la velocidad máxima a 330 km/h. Sin embargo, los ingenieros de Mercedes-AMG declararon una potencia máxima de más de 800 CV. Junto con la caja de cambios secuencial Xtrac de seis velocidades y los frenos de seis pistones con enormes frenos compuestos de carbono, este  excelso CLK era lo más avanzado en cuanto a diseño y prestaciones.

El ejemplar que estás viendo es uno de los dos primeros ejemplares del CLK GTR de carreras completado por Mercedes-AMG, que se utilizó en la temporada GT1 de la FIA de 1997. Wurz y Schneider fueron asignados a este coche con el número 11 y retrovisores amarillos. Tras un comienzo algo irregular de la temporada de 1997, fue en la cuarta carrera en la que comenzó el dominio de Mercedes-AMG.

El Chasis 004 se clasificó en la pole position con un tiempo rapidísimo y condujo desde allí hasta su primera victoria en Nürburgring. A medida que avanzaba la temporada, el CLK GTR GT1 cosechó repetidos éxitos, como en Donnington el 14 de septiembre, donde Mercedes-AMG y el Schnitzer BMW-McLaren se enfrentaron por el título de constructores. Con su victoria, las Flechas de Plata superaron a McLaren en el campeonato de constructores y Bernd Schneider lideró el campeonato de pilotos por primera vez.

Mercedes-Benz CLK GTR GT1 (1997)

Schneider disfrutó de otro fin de semana dominante en el final de temporada en Laguna Seca, donde llevó el chasis 004 al liderato, que defendió con confianza hasta la bandera a cuadros para ganar tanto el campeonato de pilotos como el de constructores de GT1.

Tras ser sustituido por el CLK LM revisado, el chasis 004 permaneció en la colección corporativa de Mercedes-Benz durante los 17 años siguientes. Se expuso en eventos ocasionales, como el Festival de Velocidad de Goodwood y en el propio museo de la empresa. En 2015, un cliente tuvo la oportunidad de comprar el Chasis 004 directamente de la colección de Mercedes-Benz.

Este ejemplar fue completamente renovado por HWA AG (empresa alemana que se encarga de desarrollar piezas y vehículos de competición para Mercedes-AMG) poco antes de que el cliente lo comprara, y las órdenes de trabajo (en el archivo) demuestran una cantidad considerable de cuidados mecánicos realizados para prepararlo para su nuevo hogar. En manos del ahora vendedor, el chasis 004 ha sido utilizado con moderación en días de prueba y ahora está listo para su próximo afortunado propietario.

Mercedes-Benz CLK GTR GT1 (1997)

Augustin Sabatié-Garat, Director de Ventas - EMEA de RM Sotheby's, afirma: "RM Sotheby's ha demostrado que tiene un historial inigualable cuando se trata de subastar los coches Mercedes-Benz más importantes, y este Mercedes-AMG CLK GTR GT1 de 1997 no es una excepción. El año pasado, nuestra venta del Mercedes-AMG Petronas F1 W04 superó la estimación más alta con 18.815.000 dólares".

"Antes de eso, uno de los 300 SLR Uhlenhaut Coupés se vendió por un precio récord mundial de 135.000.000 de euros, lo que lo convirtió en el coche más caro jamás vendido en una subasta. Esto subraya nuestra reputación de vender los coches Mercedes-Benz más bellos. Además, podría decirse que es el coche de carreras GT1 más importante que no es propiedad de la fábrica y, como tal, sería un favorito indiscutible para la clase destacada de 1990 BPR & FIA GT Race Cars en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach".

Este CLK GTR GT1 es el coche clave que ayudó a Mercedes-Benz a conseguir el dominio absoluto en el Campeonato FIA GT de 1997 y, sin duda, representa una oportunidad excepcionalmente rara de adquirir una pieza significativa de la historia de Mercedes-Benz.

Se podrá pujar por el Mercedes-AMG CLK GTR GT1 de 1997 en la plataforma Sotheby's Sealed desde las 17.00 horas GMT del 29 de febrero hasta las 17.00 horas GMT del 6 de marzo. ¡Suerte!