Dentro del mundo de las preparaciones, no hay un proyecto más increíble (al menos, en mi opinión) que el de transformar un deportivo puro en un todoterreno capaz de transitar por las pistas más difíciles y complejas. Desde luego, es imposible no quedarse anonadado con este Toyota Supra 4x4.

Seguro que te estás preguntando quién ha sido capaz de realizar esta conversión. La respuesta quizá te decepcione, pero en verdad no es un coche real, sino digital, creado por Rain Prisk a través de programas informáticos especializados en el tratamiento de imágenes, como Photoshop. 

Ahora bien, no descartamos que un preparador tome esta foto de ejemplo y realice una conversión semejante. ¡A nosotros nos encantaría, desde luego! Y eso que Toyota ya tiene un todoterreno puro como es el Land Cruiser (debajo tienes fotos de la nueva generación), pero nunca está de más otra alternativa aún más radical. 

Galería: Toyota Land Cruiser 2024

¡Vaya todoterreno para el invierno!

Analicemos el Supra campero. Por supuesto, se ha incrementado notablemente su altura libre al suelo gracias a cuatro enormes neumáticos de tacos. De hecho, para facilitar el acceso al habitáculo de dos plazas, hay un escalón metálico en el lateral del vehículo. 

El paragolpes delantero recortado, que incluye una plancha metálica de protección de bajos, así como el cabrestante y el esnórquel invitan a adentrarse en el campo sin miramientos. Además, la corta batalla (2,47 metros) ayuda a realizar cruces de puentes con suma facilidad.

Obviamente, el coche contaría con un sistema 4x4 con posibilidad de bloqueo al 50% (el Supra de producción es un propulsión trasera) y un control de descenso de pendientes para poder afrontar largas cuestas y pronunciadas bajadas con buena motricidad y total seguridad. 

Motores de BMW

No me quiero olvidar de la baca del techo, perfecta como complemento de transporte para canoas, bicicletas, tablas de surf... En fin, cualquier tipo de afición resulta compatible con este vehículo.

En el apartado mecánico, los motores de origen BMW con 258 y 340 CV, de cuatro y seis cilindros, respectivamente, serían idóneos para este 4x4, al igual que la transmisión automática con convertidor de par de ocho velocidades, del especialista ZF. Si bien, los más puristas verían con buenos ojos la caja manual de seis marchas para la mecánica menos potente. 

En fin, te invito a que, por un momento, te imagines a los mandos de este Supra tan especial. Desde luego, vivirías con él unas excursiones camperas de primer nivel y serías protagonista en cualquier desplazamiento. ¿A quién no le gustaría conducir un coche así?