Estamos muy expectantes con la presentación del todoterreno barato de Toyota en 2024, que se convertirá en el futuro rival del Suzuki Jimny Pro, pero mientras tanto, toca esperar y qué mejor que conocer un hipotético 4x4 de la marca japonesa.

Nos referimos al nuevo FJ Cruiser 2024. No, lo que ves en la imagen principal no es un vehículo real, sino una composición digital, pero desde luego estaríamos encantados de que se convirtiera en un modelo de producción, pues supondría el complemento perfecto del nuevo Land Cruiser

Si recuerdas, el FJ Cruiser nos dijo adiós en abril de 2023, tras 17 años en el mercado. En España nunca se vendió oficialmente a través de los concesionarios de Toyota, pero no era especialmente raro ver algún ejemplar, puesto que hubo importadores que lo comercializaron aquí. 

Galería: Toyota FJ Cruiser Final Edition

FJ Cruiser, un 4x4 deseado

No cabe duda de que todos los que componemos la redacción de Motor1.com España estaríamos encantados de su vuelta y también de que llegase a nuestro país. Eso sí, con un motor diésel (por ejemplo, el bloque 2.8 de 204 CV de la marca japonesa) en lugar del propulsor 4.0 V6 atmosférico, con unos 470 CV, inviable por el coto a las emisiones contaminantes. 

En el plano 'off road', el modelo japonés contaba con tracción a las cuatro ruedas, un diferencial trasero de bloqueo electrónico y soluciones como el Crawl Control, que es un control de crucero para transitar fuera del asfalto. Hoy en día, serían igualmente muy útiles.

Sin duda, la estética del FJ Cruiser 2024 supondría uno de sus puntos fuertes, ya que conservaría la línea de su antecesor, pero con toques netamente modernos. Por supuesto, se mantendrían las pequeñas puertas traseras de apertura suicida, algo único en un vehículo de este tipo. 

Con preparación 'off road'

En principio, las dimensiones no cambiarían y el coche se mantendría con una longitud de 4,67 metros y una anchura de 1,83 metros, aproximadamente. Por lo tanto, sería más compacto que el propio Land Cruiser. 

La opción de incorporarle neumáticos de tacos o incluso un 'esnórquel' o también un cabrestante sería muy bienvenido para muchos potenciales clientes. En fin, lo único que nos queda por decir es que ojalá Toyota se plantee una nueva edición del FJ Cruiser y, ya de paso, que se comercialice en Europa. ¡Que alguien frote la lámpara de los tres deseos!