Google Maps se actualiza. No tanto en el cálculo de rutas, sino en la capacidad de encontrar destinos y lugares de interés. Todo, gracias a la inteligencia artificial generativa (o IA generativa), gran protagonista en los últimos tiempos.

Una función experimental que de momento sólo está disponible en Estados Unidos, para algunos Local Guides (usuarios de Google Maps que introducen y editan lugares en los mapas) y que más adelante se implementará en la aplicación para smartphones. Veamos cómo funciona esta tecnología.

Simplemente pregunta

"Supongamos que estás de visita en San Francisco y quieres planificar unas horas visitando lugares vintage. Le preguntas a Maps lo que buscas, por ejemplo, "lugares con ambiente vintage en San Francisco", comentan fuentes de la compañía. 

Y continúan: "Nuestros modelos de inteligencia artificial analizarán la rica información de Maps sobre negocios y lugares cercanos junto con fotos, valoraciones y reseñas de la comunidad de Maps para ofrecerte sugerencias fiables".

Así presenta la compañía de Mountain View las nuevas funciones de Google Maps. Como ocurre con otras IA generativas (con ChatGPT a la cabeza), ya no será necesario utilizar palabras clave bien definidas para encontrar lugares a nuestro alrededor.

Bastará con escribir en la barra de búsqueda, en lenguaje natural, lo que se quiere encontrar. La app analizará en su interior información sobre más de 250 millones de lugares.

Otra utilidad interesante es que, al igual que sucede con otros chatbots, puedes continuar la conversación sin tener que empezar desde el principio.

De hecho, si una vez encontrados los lugares vintage antes mencionados quieres afinar la búsqueda seleccionando restaurantes o bares, sólo tienes que decir "¿Qué tal si comemos?", para ver lugares con ambiente vintage donde comer.