Mucha gente se apresuró a criticar a Toyota por llegar tarde al mercado de los vehículos eléctricos, anticipando que el gigante automovilístico japonés acabaría yendo a remolque de la competencia. Sin embargo, las cifras de ventas dicen otra cosa (al menos, por ahora).

Toyota no sólo consiguió mantener su corona de matriculaciones mundiales por cuarto año consecutivo, sino que sus entregas totales alcanzaron un máximo histórico.

De un total de 11.233.039 coches vendidos por Toyota y sus filiales, pocos prescindieron del motor de combustión interna. Es más, las entregas de vehículos eléctricos por parte de la multinacional japonesa se quedaron en sólo 104.018 unidades. Sí, fue un crecimiento interanual del 325,2%, pero este porcentaje es muy engañoso.

Vehículos eléctricos Vehículos híbridos Vehículos híbridos ligeros Vehículos híbridos enchufables Vehículos de pila de combustible Total Electrificados Ventas totales
104.018 3.420.004 26.859 124.755 3.921 3.679.557 11.233.039

La realidad es que los vehículos eléctricos sólo representaron el 0,926% de las ventas totales en un año récord para Toyota. Hay varios modelos nuevos en camino para la gama Beyond Zero (bZ), pero la empresa estima que seguirán siendo siempre una minoría. En una entrevista para la revista Toyota Times, el expresidente Akio Toyoda afirmó:

"Por mucho que progresen los eléctricos, creo que tendrán una cuota de mercado del 30%. Eso deja el 70% restante para híbridos o vehículos con pila de combustible, entre otros. No tengo ninguna duda de que los vehículos de combustión sobrevivirán".

Toyota insiste en que el motor térmico puede sobrevivir incluso cuando los fabricantes se esfuerzan por eliminar las emisiones de CO2. Se han probado prototipos experimentales del GR Yaris y el GR Corolla con el motor turboalimentado de 1,6 litros y tres cilindros modificado para funcionar con hidrógeno en lugar de gasolina. Además, la empresa cree que el combustible sintético también podría ser una solución.

Al mismo tiempo, no renuncia a la tecnología del hidrógeno, ya que se ha confirmado el lanzamiento en 2025 de un nuevo Mirai con pila de combustible de última generación.

Galería: Toyota Corolla 2023, primera prueba

El meteórico ascenso de Tesla debe preocupar a Toyota, sobre todo porque el Model Y fue el vehículo más vendido del mundo en 2023. Ya se rumorea que la prohibición de la Unión Europea sobre la venta de coches de combustión podría retrasarse más allá de 2035. De ser así, Toyota se vería liberada de parte de la presión a la que se enfrenta. Mientras tanto, hace lo que mejor sabe: vender miles de millones de coches con distintos tipos de propulsión híbrida.

El objetivo de Toyota es alcanzar la neutralidad de carbono en todo el ciclo de vida de un coche en 2050. Eso significa cero emisiones netas de carbono en las operaciones, la fabricación, la logística, el uso y el reciclaje de un vehículo.

 

El Grupo Volkswagen, principal rival de Toyota, tuvo que conformarse una vez más con el segundo puesto en 2023, pese a que su total de entregas aumentó un 12% hasta los 9,24 millones de vehículos.

Sin embargo, el gigante alemán vendió muchos más vehículos eléctricos en los últimos 12 meses que Toyota, ya que llegaron a las 770.000 unidades, lo que supuso un aumento interanual del 35%.