Equilibrar el CO2 producido es algo cada vez más importante para las empresas de todo el mundo. Entre ellas figuran los mayores fabricantes de automóviles, que plantan cada año miles de árboles para contribuir a que tengamos suficiente aire limpio.

Kia Italia, por ejemplo, anunció recientemente que ha firmado un acuerdo con la sociedad benéfica Treebu para plantar 1.600 árboles de paulownia, reurbanizando terrenos en desuso en la zona de Verona. Pero no es la única firma, como verás a continuación.

La experiencia coreana

La decisión de plantar paulownia, un género de plantas que puebla la tierra desde hace cientos de miles de años y es originario de la zona boreal templada, se tomó, según Kia, tras una cuidadosa evaluación de las características de la propia planta.

De hecho, es la familia de crecimiento más rápido del mundo, capaz de alcanzar la plena madurez en unos seis u ocho años. Esto le confiere un buen grado de absorción de CO2 y que limpia el suelo de hidrocarburos y metales pesados en poco tiempo y aumenta la cantidad de materia orgánica del suelo. Además, es una planta capaz de producir una madera de alta calidad que también puede aplicarse en la construcción naval y el mobiliario.

Para minimizar el impacto medioambiental de la plantación, los expertos eligieron un método consistente en plantar un clon estéril de un híbrido de varias especies puras, para reducir al mínimo el riesgo de invasión.

El proyecto de Kia en Italia
El bosque de Kia

Una misión global

Seguimos con otros ejemplos por orden alfabético. El Grupo BMW, a través de MINI, lleva años comprometido con la remodelación de espacios verdes frente a las fábricas, a través de la iniciativa Tiny Forest, que comenzó en 2021 cerca de Swindon, Inglaterra.

Tiny Forest de MINI en Swindon

Tiny Forest de MINI

Pero eso no es todo. La misma empresa, a través de BMW of North America, anunció en abril de 2023 que había establecido una asociación con Scenic America con motivo del Día de la Tierra para plantar 25 árboles por cada prueba de conducción de un vehículo eléctrico en Estados Unidos.

Entre los grandes de la automoción china se encuentra BYD, que anunció en junio de 2023 que había empezado a plantar 1.500 árboles en Nepal a través del importador y concesionario oficial del país, Cimex Inc. La iniciativa se llama Building Dreams & Forest y pretende producir unas 4.133 toneladas de oxígeno en los próximos cinco años.

El proyecto BYD Building Dreams & Forest

Proyecto Building Dreams & Forest de BYD

El proyecto BYD Building Dreams & Forest

Proyecto Building Dreams & Forest de BYD

Al igual que Kia, Hyundai también se dedica diariamente a la plantación de árboles con el proyecto IONIQ Forest Sinsido. Gracias a este plan, la compañía ha plantado más de 25.000 árboles en un vertedero de Incheon desde 2016, gracias a una colaboración con Tree Planet. Se trata de una cantidad que puede absorber hasta 225 toneladas de dióxido de carbono y 1.100 kg de polvo fino al año.

El bosque de Sinsida de Hyundai

Forest Sinsido de Hyundai

La foresta Sinsido di Hyundai
La foresta Sinsido di Hyundai

De vuelta a Alemania, Mercedes-Benz también ha elegido la opción de los árboles para equilibrar sus emisiones anuales de CO2. Con The Green Factory Program, por ejemplo, desde 2015 la empresa ha plantado alrededor de 3.000 árboles en un terreno cercano a la nueva planta húngara Mercedes-Benz Manufacturing Hungary Kft, situada en Kecskemet.

Il progetto ungherese di Mercedes-Benz

El proyecto húngaro de Mercedes-Benz

Por último, el Grupo Stellantis, en el marco del proyecto 'Plantar un árbol', llevado a cabo en colaboración con Oceanium, ha plantado 10.000 árboles cerca de Tobor, en Senegal, desde 2021.

Posteriormente, el mismo proyecto se puso en marcha en otros 13 países europeos con el objetivo de plantar un árbol cada vez que los clientes acepten reparar su vehículo con piezas remanufacturadas.

Galería: Plantación árboles por los fabricantes de coches