Cuando la película Días de Trueno llegó a los cines en 1990, la gente la llamó la Top Gun de las carreras de coches. ¿Y por qué no? Estaba escrita y dirigida por el mismo equipo y protagonizada por Tom Cruise, muy solicitado tras su papel protagonista en la película de aviones original de 1986.

Estaba repleta de acción y emoción a alta velocidad, y alerta de spoiler: el personaje que interpretaba Cruise era un piloto, con ciertas habilidades, que al final gana... como suele suceder en las películas de Hollywood.

Pero para muchos, las verdaderas estrellas eran los coches, y este vídeo de YouTube de Coors Bandit (lo tienes más abajo) descubre dos de ellos. Se trata de coches supuestamente utilizados en la pantalla, concretamente el Lumina Mello Yello número 51 y el Lumina Hardee's número 18. A juzgar por su estado, diríamos que fueron usados, ya que el vídeo afirma que eran coches utilizados por los dobles en las secuencias de acción en la película.

Days Of Thunder Movie Car
Days Of Thunder Movie Car
Days Of Thunder Movie Car

Primero, hagamos un alto en el camino con el Mello Yello. Denominarlo tosco es quedarse corto. Tras un largo proceso para llegar al propietario, se cerró un trato por teléfono y el nuevo dueño lo transportó en camión a Florida, donde se estaba pudriendo en un bosque.

Un óxido considerable en el exterior daba paso a una podredumbre importante debajo, con grandes agujeros en el suelo. Estaba sin ruedas, por lo que para cargarlo en un remolque hubo que ponerle rápidamente unos neumáticos y, aun así, al menos una rueda se negaba a girar.

Finalmente se pudo asegurar sobre la plataforma de transporte, aunque parece que en el proceso, se sacrificaron grandes trozos del salpicadero del Lumina. Eso sí, la carrocería permaneció casi intacta en su totalidad.

El segundo coche parecía estar en mejor estado, pero sólo un poco. El propietario actual se enteró de la existencia del coche hace un par de años, aunque una discusión inicial con su entonces dueño no facilitó el proceso de compra.

Después de eso, cambió de manos varias veces, algo que llegó a oídos del actual propietario que consiguió volver a localizarlo... el resto es historia. Irónicamente, también fue rescatado de un bosque de Florida y el vehículo tampoco tenía ruedas.

Por desgracia, 'rescatarlo' en este caso significó simplemente limpiarlo, atornillarle unas ruedas y aparcarlo en una sala de exposiciones. El propietario actual dice que no se pueden restaurar, pero que quiere conservarlos tal y como estaban al final del rodaje de la película. Por desgracia, el paso del tiempo ha hecho estragos desde entonces. Aparte del óxido y la podredumbre, el coche de Hardee's solía ser azul y naranja. Ahora, parece azul y blanco.

Sin embargo, el nº 51 es especial. Muestra al personaje de Cruise, Cole Trickle, como conductor, lo que significa que fue un coche utilizado para el acto final de la película, cuando Trickle sustituye a su rival convertido en amigo Rowdy Burns, el conductor oficial del 51. Aunque es triste que no vuelvan a ser conducidos, al menos están expuestos para que la gente recuerde tiempos pasados.