¿Cuál es el enemigo número uno de todo automovilista? Puede que la respuesta número uno sea el aquaplaning, esa delicada situación que se produce al circular con los neumáticos sobre charcos de agua que pueden provocar una pérdida momentánea de adherencia entre la rueda y el asfalto, haciendo que el coche pierda la trayectoria.

Evitarlo es sencillo y se puede hacer de muchas maneras. En primer lugar, eligiendo los neumáticos adecuados, conduciendo con mucha precaución y aplicando técnicas de seguridad que se pueden aprender en numerosos cursos de conducción segura. Pero cuando todo esto no es suficiente, ¿qué ocurre?

La tecnología, hoy en día, puede echar una mano tangible en estas situaciones, gracias a los modernos sistemas de control de estabilidad y frenado, que ahora son eficaces y precisos. Su última evolución en este sentido es la nueva plataforma de software escalable desarrollada por Goodyear y ZF, que se ha dado a conocer coincidiendo con el CES 2024, celebrado en Las Vegas (Estados Unidos). Te explicamos cómo funciona.

Una suma de factores

La nueva plataforma de software escalable desarrollada por las dos compañías de la industria de componentes y neumáticos integra dos tecnologías, de desarrollo propio, de sus respectivas empresas.

Se trata de Goodyear Sightline y ZF cubiX, la primera integrada dentro de la segunda, y diseñadas con el objetivo de poder transmitir datos adicionales de los neumáticos y la carretera a los sistemas de seguridad de a bordo, permitiendo una mejor experiencia de conducción con más confort, control y eficiencia.

El sistema desarrollado por Goodyear y ZF

En concreto, el SightLine de Goodyear es un software capaz de detectar con antelación el aquaplaning parcial, reduciendo el riesgo y ofreciendo recomendaciones en tiempo real sobre la velocidad óptima.

Pero eso no es todo, cuando se detecta una alta probabilidad del fenómeno de baja adherencia, el software cubiX enriquecido con datos inteligentes de los neumáticos es capaz de mover los actuadores del chasis (por ejemplo, como los de los modernos sistemas de dirección by wire) para aplicar medidas correctoras, estabilizando el coche.

Por un futuro más seguro

El sistema de Goodyear y ZF forma parte de una gama de productos desarrollados por diversas empresas de todo el mundo que muy pronto veremos en los automóviles, quizá en combinación con los más modernos sistemas ADAS de nivel 2 y 3, todo ello en beneficio de la seguridad vial, en la actualidad un verdadero problema para muchos países de Europa y del mundo. Para saber más, sólo tenemos que esperar a los próximos meses.

Durante la presentación, Chris Helsel, vicepresidente senior de Operaciones Globales y director de Tecnología de Goodyear, comentó:

"Los neumáticos son la única parte del vehículo en contacto con la carretera, y digitalizando esta conexión y dotando a los actuadores de control del vehículo de información inteligente, podemos ayudar a optimizar el rendimiento y la seguridad de un vehículo".

"Esta colaboración con ZF es una excelente forma de demostrar lo mucho que la inteligencia relacionada con los neumáticos, las predicciones fiables y las aplicaciones de software de élite pueden hacer por la movilidad".