El Lane Motor Museum de Nashville (Tennessee) tiene una colección de unos 150 vehículos, centrada sobre todo en rarezas que normalmente no se exponen. Pero ahora, el museo está vendiendo algunos vehículos porque se está quedando sin espacio de almacenamiento.

Los precios parecen razonablemente asequibles, lo que significa que ésta podría ser tu oportunidad para añadir algo realmente extraño a su garaje... sin arruinarte.

"Nos gustaría dar a otros la oportunidad de revivir, restaurar y disfrutar de estos coches, en lugar de relegarlos a décadas de almacenamiento oscuro y polvoriento", escribió el Museo del Motor de Lane en la página que enumera sus vehículos clásicos a la venta. "Aunque ya no estén aquí, seguiremos con nuestra misión de compartir estos coches únicos con el público".

Monoplaza de la Indy Racing League

dallara_irl_1999_1

El coche más caro a la venta es un antiguo monoplaza de la Indy Racing League, que está valorado en 60.000 dólares (unos 54.900 euros al cambio). Si no estás familiarizado con la IRL, se trata de uno de los dos campeonatos de automovilismo estadounidense de la década de 1990; el otro era el CART. Dallara construyó este coche en 1999, con un motor V8 Oldsmobile Aurora de 4,0 litros, con 700 CV, y capaz de alcanzar las 10.500 rpm.

El exterior parece sencillo para los estándares de los coches de carreras modernos, pero tiene una suspensión de tipo 'push rod' y un uso extensivo de fibra de carbono. Con 700 CV, este coche podría ser una bestia en la pista... siempre que el nuevo propietario pueda mantenerlo en funcionamiento.

Lloyd LT 600

1961 Lloyd LT-600

Por 50.000 dólares (45.300 euros), puedes comprar este extraño Lloyd LT 600 de 1961. Lloyd era parte de la familia de marcas del fabricante alemán Borgward. Este LT 600 fue una especie de predecesor del monovolumen, ofreciendo tres filas de asientos en un formato compacto y eficiente.

No esperes llegar rápido a ninguna parte con un motor bicilíndrico de 600 cm3 y sólo 20 CV. La velocidad máxima es de sólo 53 mph (85 km/h), lo que significa que ni siquiera puedes alcanzar el límite de 55 mph (88 km/h) en la mayoría de las autopistas de dos carriles americanas.

Citroën Tissier

1988 Citroen Tissier Car Carrier

Si quieres transportar un coche de la forma más extraña posible, puedes gastarte 45.000 dólares (41.200 euros) en este Citroën Tissier de 1988. Tiene el morro del Citroën CX con una larga plataforma plana detrás. Bajo el capó lleva un motor turbodiésel de 2,5 litros y cuatro cilindros que rinde 121 CV, vinculado a un cambio manual de cinco velocidades que impulsa las ruedas delanteras.

Según el anuncio, el coche puede transportar unas 3.600 libras (1.633 kilos). Imagínatelo, transportando un Citroën 2CV sobre su plataforma.

Tatra T-815 Rollback

1994 Tatra T-815 Rollback

Si el Citroën Tissier no te ofrece suficiente capacidad de transporte, el Lane Motor Museum también vende un Tatra T-815 Rollback de 1994, por 45.000 dólares (41.200 euros).

Esta 'bestia' utiliza un motor V12 biturbo de 19 litros refrigerado por aire que rinde 400 CV y un gigantesco par de 2.033 Nm. Una pegatina en el morro anuncia que tiene tracción a las seis ruedas, y el anuncio señala que hay diferenciales con bloqueo.

Fiat 600 Multipla

1966 Fiat 600 Multipla

Si lo tuyo son los vehículos pequeños, el museo ofrece este Fiat 600 Multipla de 1966 por 40.000 dólares (36.600 euros). Al igual que el Lloyd, este pequeño coche ofrecía una utilidad similar a la de un monovolumen antes de que existiera ese segmento. Esta máquina italiana ofrece espacio para seis personas en tres filas de asientos. Con un motor de cuatro cilindros y 767 cm3, un Multipla a plena carga haría que los largos trayectos por carretera fueran... aún más largos.

LeGrand MK12 Super Vee

1971 LeGrand Mk12 Super Vee

Con un precio de venta de 20.000 dólares (18.300 euros), este LeGrand MK12 Super Vee de 1971 es una forma más asequible de participar en carreras de clásicos que el coche de la IRL. La Fórmula Super Vee era una serie promoción para los pilotos a medida que ascendían a clases más prestigiosas. ¿Quieres un dato? Michael Andretti ganó el campeonato estadounidense de Fórmula Super Vee de 1982.

Este coche es una pieza única que LeGrand nunca puso en producción. El motor es de origen Volkswagen, con cuatro cilindros bóxer, que desarrollaba una potencia de 175 CV. La ficha dice que la velocidad máxima es de 258 km/h.

Alfa Romeo Spider

1986 Alfa Romeo Spider Graduate

Si buscas un coche más convencional, este Alfa Romeo Spider de 1986 puede ser tuyo por 15.000 dólares (13.700 euros). El estilo básico de este coche se remonta al Spider presentado en 1966. Sin embargo, la versión de 20 años más tarde tiene paragolpes más grandes y una parte trasera más cuadrada, entre otros cambios. El motor de cuatro cilindros y 2,0 litros rinde 132 CV y la palanca de cambios manual de cinco velocidades sobresale en diagonal de la consola central.

Dustin Hoffman convirtió un Spider anterior en una estrella de cine al conducirlo ampliamente en la película de 1967 El Graduado. Alfa Romeo incluso vendió un acabado 'Graduado' para el descapotable.

Mercedes-Benz 280S

1969 Mercedes-Benz 280S

Este Mercedes-Benz 280S de 1969 también está disponible por 15.000 dólares (13.700 euros), por si prefieres una elegante berlina de lujo en lugar de un descapotable biplaza. Este es el predecesor del moderno Clase S, con un motor de 2,8 litros y seis cilindros en línea que desarrolla 140 CV y funciona con un cambio automático de cuatro velocidades.

Estos coches son famosos por su construcción tipo bóveda. Esta unidad es especialmente bonita, sobre todo por dentro. Pequeños detalles como el estéreo Becker y el aire acondicionado Thermo King son detalles clásicos que contribuyen a su atractivo. 

Lancia Appia

1960 Lancia Appia

El Lancia Appia de 1960 es un atractivo sedán que el museo vende por 12.000 dólares (10.975 euros). El diseño no tiene pilares B fijos, por lo que al abrir las puertas traseras con bisagras se crea una enorme abertura que facilita el acceso a los ocupantes. Era un coche de lujo para los estándares de la época.

El motor es fascinante. Es un V4 de 1,1 litros con un ángulo de sólo 10 grados entre las bancadas de cilindros que produce 48 CV. Dato curioso: Lancia fue la primera marca en poner un motor V4 en un vehículo de producción.

Citroën 2CV de carreras

1999 Dallara Truck Nation IRL Car

Este Citroën 2CV de carreras de 2019 es quizás el vehículo más raro y chulo de esta colección puesto a la venta. Con un precio de 10.000 dólares (9.145 euros), tampoco es demasiado caro.

Este pequeño coche se inspira en los Deutsch-Bonnet de pequeña cilindrada que compitieron en Europa durante la posguerra. A diferencia de la mayoría de los automóviles de carreras de entonces y de ahora, tiene una configuración de tracción delantera.

Claude Chaume y Catherine Baroche decidieron construir nuevos coches basados en esta forma clásica. Utilizaron componentes fácilmente disponibles, como los retrovisores de un Austin Mini y el volante de un Fiat 124 Spider original. El motor es un bicilíndrico plano de 602 cm3 procedente de un Citroën 2CV6 de los años 80.

Microcoche Isetta

Fiberglass Isetta Riding Lawnmower body |

El último vehículo es el más barato del museo: sólo cuesta 100 dólares (90 euros). Es tan barato porque en realidad no es un coche, aunque también es muy, muy raro. Esta pieza de fibra de vidrio tiene la forma del clásico microcoche Isetta.

Sin embargo, el tamaño es lo suficientemente pequeño como para que quepa un cortacésped. Se vende con barras de montaje y una cubierta de motor falsa. Imagínate cortando el césped en un vehículo que se parece al icónico microcoche de BMW.