A pesar de haber sido diseñado y creado originalmente por Iso, BMW hizo suyo el Isetta 'Little Iso' tras adquirir la licencia del fabricante de automóviles italiano. Fue un éxito, sobre todo por su anunciada eficiencia energética, con un consumo de apenas 3,0 litros cada 100 kilómetros.

Tal fue el boom provocado por este curioso y minúsculo vehículo que BMW fabricó más de 160.000 unidades del denominado 'coche burbuja' original, entre 1955 y 1962, siendo actualmente una codiciada pieza para los coleccionistas de medio mundo.

Galería: 50 años del BMW Isetta

Restored, en su canal de YouTube, encontró un ejemplar abandonado en el bosque. Se trata de un Isetta 300 de 1959, un ejemplar de Isetta Moto Coupe DeLuxe con ventanas correderas, lo que significa que el antepasado del Microlino EV tiene más de 60 años. Sin embargo, se estima que este Isetta oxidado ha estado parado durante más de 40 años.

BMW Isetta, adelantado a su tiempo

Como era de esperar, el Isetta 300 estaba en bastante mal estado. Después de décadas a la intemperie entre la vegetación, varias partes de la carrocería se encontraban oxidadas. El techo descapotable tampoco ayudó en este sentido; las inclemencias meteorológicas a lo largo de los años destruyeron lo que queda del habitáculo.

BMW Isetta

Los chicos de Restored intentaron primero poner en marcha el motor, para ver en qué condiciones se encontraba el bloque de 298 cm3 y 13 CV de potencia. Fue un proceso laborioso, que implicó limpiar y sanear todo el cableado. Finalmente, lo pudieron poner en marcha.

Anuncio rodante BMW Isetta

Después de 40 años parado, el BMW Isetta vuelve a rodar

Tras una serie de inspecciones más concienzudas y varias sustituciones de piezas, incluido un nuevo juego de neumáticos de 10 pulgadas (con la banda lateral blanca), el Isetta regresó a la vida.. y a rodar por la carretera. Todo el proceso duró apenas dos días. Curiosamente, el primer destino fue un lavado de automóviles, donde el microcoche recibió una rápida ducha.

Cabina BMW Isetta Export

A continuación, los responsables del proyecto comprobaron la velocidad máxima que podía alcanzar el Isetta en su estado actual de 'vuelta a la vida'. Era capaz de llegar a 45 millas por hora (72 km/h), lo que superaba el límite mínimo de velocidad en carretera en algunos estados.

72386

Enhorabuena para un microcoche clásico de estas características. Estamos seguros de que veremos más imágenes y dispondremos de más información sobre este curioso proyecto de 'reanimación' del BMW Isetta en el futuro.