En su día, Mercedes-Benz fabricó 502 unidades del 190 E 2.5-16 Evo II de 235 CV, que era lo más parecido a tener un coche del DTM en tu garaje y que hoy es considerado un clásico exclusivo.

Si perdiste esa oportunidad, la empresa de preparaciones HWA AG presenta un restomod de solamente 100 unidades, que trae de vuelta uno de los coches más icónicos de los años 90.

El fabricante independiente de vehículos ha confirmado el desarrollo del HWA EVO, un deportivo homologado para circular por las calles que está equipado con las tecnologías más avanzadas y espera ver la luz a finales de 2025. Así que, todavía tienes tiempo para preparar el bolsillo y pagar su precio: 714.000 euros (más IVA).

Galería: HWA Evo (2024)

Una leyenda traída de vuelta

La firma, HWA AG, ha combinado su histórico ADN automovilístico con la experiencia del presente para traer al mundo el HWA EVO. Una creación que mezcla perfectamente ese pasado clásico con lo moderno del mundo actual y que es un homenaje a uno de los coches de competición del DTM más famosos de todos los tiempos.

Tras las ideas iniciales de reinterpretar un vehículo absolutamente icónico y devolverlo a la carretera con tecnología moderna, se desarrollaron los primeros dibujos conceptuales. Diseñadores y técnicos colaboraron estrechamente para convertir esta idea en realidad.

HWA EVO 2025, bocetos oficiales

Diseño clásico

El HWA EVO se basa en la serie W201 de Mercedes-Benz y no se necesita un Evo II original, así que cualquier 190 normal sirve. Estéticamente el coche guarda el diseño del vehículo fabricado por Mercedes-Benz, con líneas muy marcadas y cuadradas clásicas de los años 90.

Destaca el negro que aparece en toda la carrocería y que da protagonismo a unas llantas de 19 pulgadas de las que hablaremos más tarde. También monta el clásico alerón, sobredimensionado, que es el icono del Evo II y lógicamente, del coche de competición.

HWA Evo (2024)

En términos de dimensiones y tecnología, HWA da las siguientes cifras clave: 4,58 metros de largo y 1,35 metros de alto (aproximadamente lo mismo que el Evo II original), pero significativamente más ancho, con 1,86 metros. Esto permite montar llantas de 19 pulgadas y seis brazos, en color plateado, mientras que el voladizo trasero del coche es de 1,08 metros. La distancia entre ejes aumenta significativamente hasta los 2,75 metros.

Técnicamente, HWA prevé una disposición transaxle con un V6 biturbo de 3,0 litros de la gama Mercedes-Benz. Potencia: 331 kW (450 CV) y 550 Nm de par máximo. Una caja manual de seis velocidades se encarga de los cambios. 

Hans Werner Aufrecht, fundador de HWA y presidente del Consejo de Supervisión, declaraba sobre este proyecto: "El Evo II fue un icono de estilo de principios de los 90 y marcó pautas en términos de diseño. Nuestra idea era reinterpretar ese coche".

HWA Evo (2024)