En algún momento a finales de la década de 1970, alguien decidió aparcar este Jaguar E-Type Serie 2. Una pegatina de matrícula visible a través del parabrisas nublado muestra 1978, y vemos sólo 31.499 millas (unos 50.700 km) en el marcador.

No tenemos ni idea de por qué estaba aparcado, pero el tiempo no ha sido amable con este clásico abandonado. No se trata tanto de un hallazgo en un granero como de un descubrimiento en lo que parece un 'cementerio de automóviles'.

Una pena ver este Jaguar E-Type así...

El coche fue descubierto en el Reino Unido por el canal de YouTube IMSTOKZE, y no hace falta ser un entusiasta de Jaguar para sentir algo de dolor ante este descubrimiento. A medida que la cámara se acerca al deportivo podemos ver fácilmente una considerable oxidación y corrosión en el exterior.

Falta el techo, lo que nos ofrece una visión deprimente del interior. La naturaleza ha recubierto, parcialmente, el coche con moho y musgo visible en múltiples superficies, pero es el óxido lo que nos clava un punzón en el corazón. Los agujeros en el suelo muestran que este coche está podrido hasta la médula.

Jaguar E-Type Graveyard Car
Jaguar E-Type Graveyard Car
Jaguar E-Type Graveyard Car

Hay más malas noticias bajo el capó, que es difícil de abrir porque las bisagras están podridas y se caen a pedazos. El motor de seis cilindros en línea sigue ahí, montado entre componentes de la suspensión muy oxidados.

No está claro si el motor ha funcionado en los últimos 40 años, pero desde luego no lo ha hecho recientemente. Y, sin embargo, hay un rayo de esperanza con la varilla del aceite, que se desliza fácilmente y muestra un montón de aceite limpio en el cárter. Es un marcado contraste con el resto del coche, que literalmente se está cayendo a pedazos.

Según el vídeo, este coche era uno de los muchos que poseía una persona recientemente fallecida. No se indica la ubicación, y el vídeo sugiere que todos los coches de esta zona pronto serán desalojados para hacer sitio a un equipo de construcción. Se desconoce si todo será derribado o renovado, así como el destino de los coches, incluido el E-Type.

Jaguar E-Type Graveyard Car

Para un observador casual, este Jaguar clásico es sólo una de los muchos modelos abandonados listos para el desguace. Incluso a los seguidores más entregados les resultaría difícil defender su restauración. Con óxido por todas partes, podría estar demasiado deteriorado para salvarlo.

Pero todo es posible y, como señalan los comentaristas en el vídeo, las piezas para restaurar el E-Type son fáciles de conseguir. Además, parece que este coche está más o menos completo, con su motor y transmisión.

¿Merece la pena salvar este E-Type? Déjanos tu opinión en los comentarios sobre la resurrección de este Jaguar de su tumba donde lleva 46 años.