La solvencia de un todoterreno está fuera de toda duda, más aún en invierno, cuando la movilidad se complica por la nieve y el mal tiempo. Si quieres comprar uno que también te sirva como vehículo familiar, el Toyota Land Cruiser siempre ha sido una referencia por calidad y precio. 

Sobre todo ahora, que lo puedes adquirir por un precio que jamás será más barato. ¿Por qué? Muy fácil, porque en verano llegará la nueva generación 2024, con un atractivo estilo vintage, y será un vehículo más caro. 

Así pues, si no te importa llevarte a casa un 4x4 que se jubilará dentro de poco, se trata de una compra perfecta. Lo tienes desde 56.400 euros con el motor turbodiésel de 2,8 litros y 204 CV, vinculado a una caja manual de seis velocidades y a la tracción 4x4 permanente con reductora. 

Galería: Prueba Toyota Land Cruiser 2.8D VXL 5p

¡Casi 30.000 euros más barato!

Para que te hagas una idea, el Land Cruiser 2024 más exclusivo ya está a la venta, pero se va hasta los ¡85.950 euros! Menuda diferencia de coste, ¿verdad? Obviamente, las variantes más convencionales serán más asequibles, pero con tarifas superiores a las del modelo actual. 

Volviendo a nuestro protagonista, cuenta con un chasis de largueros y travesaños, además de bloqueo del diferencial central y eje rígido trasero. La altura libre al suelo alcanza los 21,5 cm y la de vadeo, 70. No hace falta decir que, fuera del asfalto, es un coche perfectamente preparado.

Además, dispone de un amplio maletero de 621 litros y, gracias al motor turbodiésel, se queda por debajo de los 10 litros cada 100 km (9,6, concretamente) en ciclo mixto. Las prestaciones son más que suficientes, a pesar de superar las dos toneladas de peso: 175 km/h de punta y un 0 a 100 en 12,1 segundos. 

Un todoterreno equilibrado

El acabado GX incluye discos ventilados en ambos ejes, aire acondicionado, llantas de acero de 17 pulgadas, airbags frontales, laterales, de cortina y de rodilla para el conductor, cristales oscurecidos, retrovisores plegables eléctricamente o sistema multimedia compatible con Android Auto y Apple CarPlay.

Aunque el SsangYong Rexton es más barato, el Land Cruiser tiene más argumentos para el campo y es un vehículo con una historia contrastada. De acuerdo, si hablamos de 4x4 económicos, el Suzuki Jimny Pro se lleva la palma, pero aquí buscamos un todoterreno que es capaz de llevar a la familia a cualquier lado, por asfalto y sin él. 

¿Sabéis lo mejor? Que el Land Cruiser tiene ante sí un horizonte despejado, porque ya se vislumbra el modelo 100% eléctrico cuando toque abandonar definitivamente los motores de combustión. ¡Larga vida a este vehículo!