Cuando se trata de enfrentarse a la 'jungla urbana', más grande no siempre es mejor. De hecho, suele ser al contrario en materia de movilidad con motos y scooters. Y estamos viendo esta tendencia con los nuevos vehículos eléctricos de dos ruedas que están llegando al mercado, centrados en la utilidad.

Un excelente ejemplo es el nuevo Ponie P2 de la empresa israelí de movilidad eléctrica PNY. Este scooter sin emisiones pretende subir el listón en cuanto a rendimiento, practicidad y accesibilidad, especialmente en el sector del reparto de última milla.

En los últimos años se han multiplicado estos repartos (que se lo digan a Amazon). De hecho, se podría llegar a decir que este sector es la savia de la economía de muchos países. Porque a medida que las ciudades crecen y la infraestructura urbana se hace más densa, el reto de cumplir con las entregas se hace aún más difícil.

PNY Ponie P2 - Frame

Puede cargar hasta 120 kilos

El Ponie P2 pretende facilitar la vida de los repartidores en la ciudad. Se construyó desde cero para satisfacer las necesidades cambiantes de todo tipo de profesionales en movimiento.

Para lograrlo, emplea un interesante diseño que es notablemente sencillo, modular y configurable. PNY afirma que el Ponie P2 puede adaptarse fácilmente a las necesidades específicas de diferentes personas.

De serie, este scooter ofrece una impresionante capacidad de carga de 400 litros, así como una capacidad de carga útil de hasta 120 kilos. Como tal, es perfecto para el transporte de todo tipo de productos y servicios de diversas formas y tamaños.

En el centro del scooter se encuentra el chasis de aspecto extraño, diseñado para proporcionar la máxima durabilidad y seguridad. En cuanto a las prestaciones, el Ponie P2 está propulsado por un motor eléctrico de 4000 vatios alojado en el buje de la rueda trasera. Según la compañía, este motor proporciona al scooter una velocidad máxima de 100 km/h.

PNY Ponie P2 - Compartment
PNY Ponie P2 - Display
PNY Ponie P2 - Motor

Autonomía de 150 km

La batería es de 72 voltios y tiene una autonomía de 150 kilómetros con una sola carga, distancia suficiente para la mayoría de las rutas diarias de los repartidores. Para incrementar la comodidad, PNY incluye un montón de tecnología, como una pantalla de 7 pulgadas compatible con Apple CarPlay o un compartimento grande y con cerradura con un cargador USB.

Es importante señalar que, en el momento de escribir este artículo, PNY aún no ha confirmado la fecha de disponibilidad del nuevo Ponie P2. Tampoco se ha anunciado el precio, pero el fabricante afirma que está trabajando para ultimar su red de distribución. Dicho esto, podemos esperar que los vehículos eléctricos de dos ruedas de la marca lleguen al mercado en un futuro no muy lejano.