El año pasado fue muy rentable para Nissan. Los ingresos totales de la marca ascendieron a la friolera de 78.000 millones de dólares (unos 73.000 millones de euros). Sin embargo, a pesar de su éxito de ventas, la gama moderna de Nissan apenas atrae a los entusiastas, más allá del nuevo Z y del anticuado (pero impresionante) GT-R. Pero no siempre ha sido así.

Décadas antes de que el Qashqai o el Ariya fueran siquiera una idea, Nissan asumió riesgos que no necesariamente tuvieron éxito a gran escala, pero que se multiplicaron por diez para los entusiastas. Porque algunos de los deportivos más conocidos de todos los tiempos llevan la insignia de Nissan.

Nissan Heritage Collection

En la Nissan Heritage Collection descubrirás las raíces de la marca. Situado en Zama, a menos de una hora de Tokio, el museo formaba parte de una fábrica que producía 300.000 coches al año. Ahora, el almacén situado en la parte trasera de una planta de baterías parece una joya oculta.

Aunque Zama está técnicamente abierto al público, no se puede entrar sin más, a menos que se disponga de una reserva. Y sólo unas 15.000 personas lo han hecho desde que el museo abrió sus puertas en 2018. Antes de eso, la mayoría de los vehículos alojados en su interior formaban parte de una colección privada. Nissan se hizo cargo de la colección y la ha ampliado a unos 280 modelos. Según los estándares del museo, todos ellos están en condiciones de funcionamiento.

Nissan Heritage Collection

Desde el momento en que entras en el museo, recuerdas lo que un día representó la insignia 'Nissan'. Un 300ZX original (o Fairlady Z en el mercado japonés) y un Nissan Z de 2023 con una brillante pintura naranja están aparcados en el vestíbulo, una interesante representación de lo lejos que ha llegado la marca.

Nissan Heritage Collection

Al doblar la esquina y entrar en la sala de exposición principal, parece que se retrocede en el tiempo. Los primeros coches expuestos son de tamaño reducido; se trata de algunos de los primeros Datsun y Prince producidos, las raíces de la marca Nissan. De hecho, el Datsun original, un Phaeton 12, es el primero de la exposición.

Aparcado cerca de ese Datsun hay un coche eléctrico de los años 40. El diminuto Tama fue el primer EV de Nissan, fabricado bajo el nombre de Tokyo Electro Automobile Co., y debutó en 1947 en plena crisis del petróleo japonesa. Fue popular entre los taxistas y los conductores de minicamiones hasta la Guerra de Corea, que impulsó el renacimiento de los vehículos de combustión en la región.

Nissan Heritage Collection
Nissan Heritage Collection

Más abajo, en la primera fila, hay otro cacharro llamativo: el Datsun Baby. Restaurado en 2015, se fabricó en 1965 y se diseñó específicamente para que los niños lo condujeran en el popular parque Kodomo no Kuni, también conocido como Tierra de los niños. Tenía un pequeño motor de 200 cm3 y, curiosamente, una suspensión independiente en las cuatro ruedas con doble horquilla delante. Sólo se construyeron 100 unidades.

Nissan Heritage Collection

A medida que uno se adentra en las instalaciones, los coches se hacen más grandes y reconocibles. El primer Skyline de la historia luce una pintura azul y una insignia Prince. Junto a él, una fila de GT-R plateados y rojos, que fueron de los primeros ejemplares en llevar el logotipo de tres letras.

Enfrente, un precioso Fairlady Z432 de 1969 luce el estilo cuadrado (aunque bello) de los primeros Nissan, y es la primera y más reconocible pieza del legado de rendimiento de la marca que se expone. En el siguiente pasillo hay más Z: coches de rally, de policía y de seguridad. También hay un 200ZG excepcionalmente bonito de 1985, el primer deportivo Nissan con motor turboalimentado.

Nissan Heritage Collection
Nissan Heritage Collection

A medida que la colección se adentra en la década de 1990, más iconos reconocibles de Nissa hacen acto de presencia. Por ejemplo, un S13 Silvia verde menta entre dos 180SX. 

Nissan Heritage Collection

Más iconos aparecen en la sección de la década de 2000, con dos Skyline GT-R impecables aparcados uno junto al otro. El primero es un precioso GT-R V-Spec II azul de 2000 y el segundo es un V-Spec Nur aún más bonito, de 2001, en un sutil tono Pale Gold.

Nissan Heritage Collection
Nissan Heritage Collection

Y además hay todo tipo de cosas raras y maravillosas: coches de carreras, prototipos eléctricos, el primer SUV Murano y, por supuesto, un Nissan R390 GT1 ultra raro. Si alguna vez has jugado a Gran Turismo, probablemente reconozcas este coche.

Zama es realmente el sueño de cualquier entusiasta. Independientemente de en qué se haya convertido la marca, algunos de los deportivos más geniales e icónicos de la historia han llevado la insignia de Nissan. Y es todo un espectáculo verlos juntos bajo un mismo techo. Si alguna vez vas a Japón, asegúrate de reservar una visita, porque merece la pena.

Galería: Colección de Nissan en Japón