Seamos realistas: ningún niño cuelga un póster de un SUV eléctrico en la pared de su habitación, pero puede que lo hagan de un deportivo 'a batería' atractivo, como el Toyota FT-Se Concept que debutó en el Salón de la Movilidad de Japón la semana pasada.

Pues atento, porque el propio diseñador del coche admitió que el FT-Se puede ser algo más que un sueño, e incluso podría llegar antes de lo que pensamos.

Hideaki Iida, jefe de proyecto del Grupo de Diseño GR (Gazoo Racing) y diseñador del FT-Se Concept, nos confirmó en una entrevista que el coche comparte la misma batería que el Lexus LF-ZC, cuya producción está confirmada oficialmente. Y aunque Toyota no ha dicho si el FT-Se se convertirá en un coche real o no, Iida fue tajante al afirmar que será después de que Lexus haga su debut.

Galería: Toyota FT-Se concept

Un prototipo muy real

"Vamos a lanzar el Lexus en 2026 y éste después", dijo Iida. "No podemos garantizar el año, pero será lo antes posible. Después de 2026 es lo que puedo decirte".

Es la confirmación más contundente que hemos recibido de alguien de Toyota de que este vehículo deportivo podría hacerse realidad. Todo cuadra para que llegue a los concesionarios. Principalmente, porque el prototipo parece muy 'acabado', al contrario que el Land Cruiser Se, que tiene las ventanas oscuras y carece de interior. 

IMG_5805

Coche independiente de Toyota

A continuación, consideremos lo que dijo Iida: "Se trata de un lenguaje de diseño totalmente nuevo para mostrar que es una marca nueva... no tradicional". Sorprendentemente, rechazó la idea de que el FT-Se tuviera algo que ver con el MR2, ya que parece destinado a ser independiente.

Esta idea la adelantó el presidente de Toyota, Akio Toyoda, quien confirmó este pasado verano que la división de rendimiento GR de Toyota iba a tener su propio coche eléctrico independiente. Ese vehículo bien podría ser el FT-Se.

Es más, el deportivo podría aterrizar con la caja manual 'simulada'. Ahora bien, el interior carecía de ella, aunque el coche de producción podría tenerla. No obstante, aunque la idea puede parecer una tontería para un eléctrico, Toyota quiere conservar las sensaciones 'tradicionales' de una palanca. 

Iida no quiso hacer comentarios sobre la potencia, el peso o el precio del coche de producción, pero sí dijo que está pensado para competir contra el Porsche Boxster y el Cayman, dos coches que también se convertirán en eléctricos en los próximos años.

Así que, aparte de que su diseñador haya dicho que aparecerá después del debut del LF-ZC de producción, muchos indicios apuntan a que el FT-Se será una realidad algún día. ¡Ojalá así sea!