Toyota ha llevado el Land Cruiser 2024 al Salón de la Movilidad de Japón esta semana, pero como puedes ver, no es una versión convencional. En este caso, desaparece el tradicional volante redondo para dar paso a lo que el gigante automovilístico denomina "NEO Steer".

Los ingenieros de la casa se han inspirado en los manillares de las motocicletas al integrar en este volante con forma de 'yoke' los controles de aceleración y frenado. De este modo se elimina la necesidad de pedales.

Galería: Toyota Land Cruiser 2024

El nuevo volante del Toyota Land Cruiser

El volante 'yoke' permite una conducción completamente manual, por lo que el Toyota Land Cruiser 2024 puede ser utilizado por conductores con movilidad reducida en alguna de sus piernas.

Los nuevos mandos, bien integrados en el volante, sustituyen a los pedales de aceleración y freno, lo que permite a los conductores sentarse más cómodamente y entrar y salir con mayor facilidad.

2024 Toyota Land Cruiser with NEO Steer
2024 Toyota Land Cruiser with NEO Steer

Hay que tener en cuenta que Toyota no es ajena al 'yoke', ya que su división de lujo Lexus ha diseñado uno para el crossover eléctrico RZ con un sistema de dirección 'by wire' (sin cables). Se ofrece como alternativa al volante tradicional.

Toyota no es el primer fabricante de automóviles japonés que atiende a personas con discapacidad, ya que Mazda lleva años vendiendo su gama de "vehículos de conducción autónoma".

La llegada de la conducción accesible

El Mazda 2, el MX-30, el CX-5 e incluso el MX-5, tanto la versión descapotable como la de techo duro RF, vienen con una palanca montada junto a la consola central que sustituye a los pedales. Eso sí, de momento en nuestro mercado esa opción no ha llegado, aunque esperamos que aterrice en un futuro. Estos coches también pueden pedirse con un volante especial que incorpora un pomo para manejarlos con una sola mano.

Toyota está ofreciendo un gran espectáculo en el Salón de la Movilidad de Japón 2023 con una plétora de prototipos, la mayoría eléctricos. Hay un Land Cruiser Se con cero emisiones, un pick-up que adelanta el futuro Hilux 'a batería' e incluso un deportivo que también prescinde del motor de combustión y podría ser la reencarnación del MR2.