Hace unos días, en Reino Unido, sucedió algo que parece increíble, pero que puede suceder. Un superdeportivo realmente exclusivo como el McLaren Artura acabó completamente calcinado. Tanto, que sólo se pudo conocer su identidad por la parte del frontal que sobrevivió. El resto del coche fue pasto de las llamas. 

¿Qué pasó exactamente? Aparte de incendiarse (obviamente), es una pregunta que permanece sin respuesta. Podemos contarte que el incendio ocurrió el 16 de octubre, no lejos de un concesionario McLaren en Leeds, mientras un potencial cliente estaba probando el vehículo antes de comprarlo. 

Nos arriesgaremos y afirmaremos que la venta no se formalizó. Al parecer, el incendio ocurrió de forma repentina pero, afortunadamente, los dos ocupantes del automóvil escaparon ilesos.

Galería: Primera prueba McLaren Artura

McLaren no comenta el tema

Los bomberos locales tardaron aproximadamente media hora en extinguir el incendio. Dada la exclusividad del Artura, nos pusimos en contacto con McLaren para ver si había alguna investigación en curso o información sobre cómo comenzó. No hubo comentarios al respecto, pero si la marca se pronuncia, actualizaremos este artículo. 

Si bien se desconoce la causa de este incidente, vale la pena señalar que el Artura protagonizó una llamada a revisión en el mercado estadounidense a finales de 2022 por un posible riesgo de incendio.

Al parecer, se podían dar dos casos de fuga de combustible. El problema es que la segunda se podía producir tras haber arreglado la primera. Por este motivo, McLaren tuvo que revisar 164 Artura en el país norteamericano.  

Un coche con problemas

Equipado con un tren motriz híbrido enchufable de 680 CV que fusiona un motor 3.0 V6 biturbo de 585 CV con un sólo propulsor eléctrico de 95 CV, el Artura es el híbrido de producción en serie de McLaren que sigue los pasos del P1.

Debutó en el año 2021, aunque varios problemas llevaron a la marca británica a retrasar la producción en los meses siguientes. En fin, parece que este coche ha nacido gafado o, simplemente, está desarrollado de forma deficiente. 

Fuente: The Sun