El Citroën 2CV es, sin duda, uno de los modelos más famosos de la historia del automóvil. Creado a principios del siglo pasado, fue concebido para responder a una necesidad muy concreta: transportar a dos campesinos y 50 kg de patatas a una velocidad máxima de 60 km/h, consumiendo sólo 3 litros de gasolina cada 100 km.

Los primeros prototipos

La historia del coche comenzó a mediados de los años 30. En aquella época, Citroën acababa de ser adquirida por Michelin y los nuevos directivos encargaron el diseño y la construcción de una especie de Volkswagen francés, un coche para el pueblo similar al alemán, pero un poco más espartano.

Galería: 75 aniversario Citroën 2CV

El primer proyecto de TPV (Toute Petite Voiture o Coche Muy Pequeño) se mostró por primera vez en 1936. Al año siguiente, en 1937, se creó el primer prototipo: un automóvil de tamaño normal que sólo pesaba 370 kg y estaba equipado con un único faro delantero, una configuración permitida por la legislación de la época.

La guerra que lo cambió todo

El objetivo de Citroën en aquel momento era presentar al menos 250 modelos de preproducción en el salón de París de 1939, para mostrar al público de lo que la empresa era realmente capaz.

Sin embargo, el estallido de la Segunda Guerra Mundial lo impidió y todos los modelos construidos hasta entonces fueron destruidos. Todos, excepto cuatro ejemplares conservados en el centro de pruebas del fabricante en La Ferté-Vidame y redescubiertos décadas más tarde.

75 Jahre Citroën 2CV

Citroën TPV (1939)

Estreno hace 75 años

El primer Citroën 2CV propiamente dicho, un modelo completamente revisado con respecto a los prototipos TPV, se presentó sólo nueve años más tarde, el 7 de octubre de 1948, de nuevo en el salón de París. Se cuenta que el Presidente francés de la época no se mostró especialmente entusiasmado con él, ni tampoco la prensa, que lo apodó el 'patito feo'.

Sin embargo, los franceses sí lo acogieron bien. Es más, se mostraron entusiasmados y deseosos de realizar numerosos pedidos del coche, que se consideró una auténtica revolución.

75 Jahre Citroën 2CV

Citroën 2CV (1949)

Citroën 2CV, 75 aniversario

Los primeros 2CV tenían un gran techo enrollable en lugar de una tapa de maletero

Sin embargo, desde la firma de los primeros contratos hasta la entrega efectiva de los coches pasaron seis años debido a la falta de materias primas, una espera bastante larga. No obstante, a pesar de todo, la popularidad del modelo no disminuyó.

9 CV para 560 kg

Entrando en más detalles sobre la mecánica, bajo el capó de los primeros modelos se encontraba un motor bóxer bicilíndrico refrigerado por aire de nuevo desarrollo, con una cilindrada inicial de 375 cm3 y capaz de producir un máximo de 9 CV, gestionados a través de una caja de cambios manual de cuatro velocidades.

Citroën 2CV, 75 aniversario

Salón de París de 1948: el presidente francés Auriol (con gafas), en el 2CV

En los años siguientes, la empresa introdujo varias versiones más. En 1970 entró en la gama un nuevo motor de 602 cm3 con 28 CV, aunque todavía con encendido por manivela. Por último, en 1981, todos los coches nuevos se equiparon de serie con discos de freno delanteros.

Furgonetas y modelos especiales

A lo largo de la exitosa historia del modelo, Citroën utilizó el chasis del 2CV para crear una serie de versiones especiales. La más famosa es la furgón, introducida por primera vez en la gama en la primavera de 1951 y equipada con un pilar B más alto para facilitar el volumen de carga trasero.

Se trataba de un proyecto ambicioso, que en los años siguientes fue adoptado por el servicio de averías francés o como vehículo postal en Bélgica.

Citroën 2CV, 75 aniversario

Interior de uno de los primeros 2CV

Citroën 2CV, 75 aniversario

Chasis del 2CV (1960)

Pero la cosa no quedó ahí, pues Citroën creó también las series especiales Spot, Cocorico y Dolly. No obstante, la más conocida fue la Charleston, que solía salir de la cadena de producción pintada de negro y marrón.

Citroën 2CV, 75 aniversario

Citroën 2CV furgón

Citroën 2CV, 75 aniversario

El 2CV participó en una película de James Bond

Una gran producción

A lo largo de su dilatada historia, se fabricaron en total unos 5.114.969 de unidades, de los cuales 1.246.335 fueron en versión furgoneta. La producción en la planta principal de Levallois, cerca de París, finalizó en 1988, y el último ejemplar salió de la fábrica de Mangualde (Portugal), 42 años después de su lanzamiento al mercado, el 27 de julio de 1990 a las 16:00 horas.

Además, como curiosidad, diremos que también hubo ejemplares 'españoles', salidos de la planta de la marca en Vigo, actualmente, propiedad del gigante Stellantis.

75 Jahre Citroën 2CV

Citroën 2CV Cocorico

75 Jahre Citroën 2CV

Citroën 2CV Charleston

En el plano deportivo, cabe mencionar que el Citroën 2CV disputó el Rally París-Kabul-París de 1970, de 16.500 km, el Rally París-Persépolis de 1971, de 13.500 km, y el Rally de África de 1973, de 8.000 km, de Abiyán a Túnez, los tres organizados por la propia Citroën.