Durante los primeros seis meses de este año 2023, el fabricante italiano Automobili Lamborghini ha obtenido los mejores resultados de su historia (en un semestre), gracias a las cifras de ventas récord del Lamborghini Urus, y también del Huracán.

En total, Lamborghini ha logrado entregar 5.341 coches a sus clientes durante la primera mitad del año 2023, lo que representa un aumento del 4,9% con respecto al mismo periodo del año anterior. Los dos modelos a la venta, el Urus y el Huracán, están agotados hasta el final de su producción, a mediados de 2024. Después llegarán el sucesor híbrido del Huracán y el Urus híbrido enchufable.

Gracias al aumento de entregas, la facturación de Lamborghini también se ha incrementado notablemente, alcanzando los 1.421 millones de euros en este primer semestre; es decir, un 6,7% más que en la primera mitad de 2022. Cifras muy buenas, sobre todo teniendo en cuenta que solo hay dos modelos en la gama, a la espera de la llegada del Revuelto.

Lamborghini Revuelto 2023

Lamborghini Revuelto 2023

Y hablando del Revuelto, el primer modelo híbrido enchufable de la marca, su producción de 2024 y 2025 también está agotada, tal y como confirmó a Motor1.com España durante una entrevista previa a la presentación de resultados el propio CEO de la compañía italiana, Stephan Winkelmann.

Por su parte, el beneficio operativo de la compañía aumentó un 7,2%, alcanzando una cifra récord de 456 millones de euros durante los primeros seis meses de este 2023, en el que la marca celebra su 60 aniversario, frente a los 425 millones del primer semestre del ejercicio anterior.

Si bien el año pasado se logró un margen operativo sobresaliente, de un 25,9%, este primer semestre ha superado el 32%, aunque no es una cifra representativa para el ejercicio completo. Según nos comentó el propio Stephan Winkelmann, el margen operativo se normalizarán a cierre de año, con "un objetivo de entre un 22 y un 26%".

Stephan Winkelmann, CEO de Automobili Lamborghini

Stephan Winkelmann, CEO de Automobili Lamborghini

El objetivo de Winkelmann para Lamborghini es que la empresa siga creciendo y sea totalmente sostenible, y esperan superar este año los 10.000 ejemplares vendidos, por lo que dejarán de estar considerados en Europa un fabricante de bajo volumen.

Por regiones, en EMEA (Europa, Oriente Medio y África) se comercializaron 2.285 de los vehículos entregados este primer semestre, mientras que América sumó 1.857 coches y a Asia Pacífico fueron a parar 1.199 vehículos.

Por último, en lo que a mercados se refiere, el más importante para Lamborghini sigue siendo Estados Unidos, con un total de 1.625 coches entregados, seguido de Reino Unido (514), Alemania (511), China, Hong Kong y Macao (450), Japón (280) e Italia (270).