El Petersen Automotive Museum reunió recientemente un buen número de clásicos, superdeportivos y vehículos de lo más exclusivo y los enfrentó en distintas carreras de aceleración.

A esa fantástica iniciativa se unió Doug DeMuro, creador de contenido que fue el 'anfitrión' de algunas de las drag races y que se puso frente a la cámara para hablar un poco sobre coches. Por ejemplo, sobre el enfrentamiento de dos de los mejores deportivos de las últimas décadas. O al menos, de los más genuinos.

A fin de cuentas, en el vídeo que encabeza esta noticia tenemos enfrentándose, frente a frente, a dos modelos que seguro que decoraron las paredes de tu cuarto o tu carpeta del instituto. En efecto, hablamos del Ferrari F40 y el Dodge Viper.

Dos deportivos icónicos, frente a frente

Una buena parte del vídeo está dedicada a las especificaciones técnicas de los dos modelos y también nos permite conocer mejor la historia de cómo el Viper se diseñó como concept car, pero recibió un apoyo masivo y acabó convirtiéndose en un vehículo de producción, tras una enorme inversión. 

Galería: Ferrari F40 (Supergalería)

El Viper que aparece en este vídeo es uno de los primeros ejemplares ensamblados y tiene un motor V10 que genera 400 CV de potencia a 4.600 rpm y nada menos que 630 Nm de par máximo a 3.600 rpm.

Es cierto, se trata de la versión menos potente del Viper, pero su rendimiento es suficiente para acelerar de 0 a 100 km/h en unos 4,2 segundos. Por su parte, la velocidad máxima ronda los 265 km/h.

Frente a él, el Ferrari F40 utiliza un motor muy diferente. En lugar de un gigantesco V10 atmosférico, el supercoche italiano emplea un V8 biturbo de 2,9 litros y 478 CV de potencia. Una caja de cambios manual de cinco velocidades se encarga de canalizar esa rendimiento a las ruedas traseras, asegurando un 'sprint' de 0 a 100 km/h en unos 4,2 segundos.

Para mejorar aún más las cosas, DeMuro también presenta en su vídeo un Acura NSX, el equivalente a nuestro Honda NSX, concebido bajo un concepto muy diferente al del Viper y el F40. ¿Cuál ganará? ¿Cuál es tu favorito? Te leemos en nuestros perfiles de redes sociales.