¿Cómo mejorar la gama de una marca joven, que apuesta por el diseño, la electrificación y las prestaciones, y que no para de crecer en términos de ventas? Pues con un deportivo 100% eléctrico, en formato shooting brake y con un diseño bastante rompedor, como este nuevo CUPRA DarkRebel.

Vale, es cierto, todavía es solo un prototipo. Digital, para más señas. Pero si el Tavascan, que también nació como un concept, allá por el año 2019, se ha hecho realidad... ¿por qué no podría hacer lo propio este DarkRebel?

Por el momento, el show car se ha presentado de manera virtual, aprovechando la puesta de largo del Tavascan en Berlín, en un evento que coincide con el E-Prix de la Fórmula E en la capital alemana, en el que la marca española ha vuelto a exhibir músculo.

Un deportivo y la vista puesta en nuevos mercados

Es cierto, esta vez no ha habido una avalancha de novedades como sí lo hubo el pasado verano en Terramar, pero también es cierto que se han anunciado buenas cifras de ventas, la apertura de nuevos CUPRA Garage y, sobre todo, se ha hablado con claridad del interés de la marca en el mercado norteamericano (sí, su desembarco se está estudiando).

Galería: Fotos CUPRA DarkRebel

Y entre todo esto... el CUPRA DarkRebel. Una muestra más del apoyo de la marca al mundo virtual del metaverso, creado a través de su plataforma Metahype.

Lo bueno de su naturaleza digital, es que este llamativo shooting brake ha tenido una gran libertad en su creación. Estéticamente, el largo capó tiene forma de flecha, mientras que el habitáculo está situado lo más atrás posible, para dar el mayor dinamismo al conjunto. Además, el parabrisas y las ventanillas laterales quedan unidos, como si de la visera de un casco de competición se tratara.

También comparte algunos elementos con el recién nacido Tavascan, como la firma LED de los faros delanteros, con formas triangulares, y la 'espina central' que, si en el SUV coupé caracteriza el salpicadero, aquí define los volúmenes de la carrocería.

Por dentro, demuestra que está enfocado al conductor y a las sensaciones más puras con su diseño asimétrico para el habitáculo, los asientos de tipo baquet o un volante con mandos inspirados en el mundo de los videojuegos

El diseño final será cosa de la 'tribu'

La idea de CUPRA es que la comunidad que sigue a la marca, pueda elegir el aspecto que más le guste para el coche, eligiendo materiales, colores y acabados. Las distintas configuraciones serán el punto de partida, en una fase posterior, para el diseño final del modelo físico, que se presentará más adelante.

¿Se convertirá en un modelo de producción? Lo dudamos. ¿Algunos de sus rasgos llegarán a los futuros modelos de producción de la marca? Dalo por hecho, ya que cumple con una función de 'manifiesto' a la hora de mostrar el futuro ADN de la marca.