A cualquiera que haya comprado un Mazda en las últimas semanas seguramente le habrán informado de que disfruta de una garantía oficial más amplia que antes. El fabricante de Hiroshima la ha alargado hasta los seis años o 150.000 km (lo que antes suceda) en todos sus modelos matriculados a partir del 1 de abril de 2023. 

Una decisión que es fruto de la "tradición de conocimiento y dedicación aplicada en cada detalle por nuestros artesanos Takumi", afirma de forma rimbombante la firma japonesa. Hay que tener en cuenta, no obstante, que no todos los componentes del coche están sujetos a la misma garantía.

Galería: Prueba Mazda CX-60 PHEV Homura

Diferentes tiempos de protección

Por ejemplo, las baterías de los modelos eléctricos e híbridos enchufables están cubiertas durante ocho años o 160.000 km. En cuanto a la pintura, en cambio, si se trata de corrosión superficial, está cubierta durante los tres primeros años, sin límite de kilómetros.

Si, por el contrario, la corrosión comienza en las superficies interiores y afecta al exterior de la carrocería, la cobertura llega hasta los 12 años, igualmente con los kilómetros ilimitados.

Mazda CX-5 2023 Homura

Evidentemente, todos los componentes sometidos a un desgaste normal como, por ejemplo, las escobillas limpiaparabrisas, las correas de transmisión, los filtros, las pastillas y los discos de freno, las piezas del embrague, las bombillas y los amortiguadores no están cubiertos por la nueva garantía. 

Además, la carga del refrigerante del aire acondicionado está cubierta por la garantía durante los 12 primeros meses (independientemente del kilometraje), mientras que la garantía de la batería estándar es válida durante 36 meses o 100.000 km. 

Por último, para los Mazda eléctricos e híbridos enchufables, los cables de carga también están garantizados durante 36 meses o 100.000 km.

La actual gama de Mazda está compuesta por los Mazda2 y Mazda2 Hybrid (este último derivado del Toyota Yaris), Mazda3 y 3 Sedán, Mazda6 y 6 Sedán, así como por el roadster MX-5, incluida la versión RF de tipo targa. Por supuesto, no nos olvidamos de los SUV: CX-30, CX-5, CX-60 y el eléctrico MX-30