Que un coche de carreras del campeonato IMSA salga a la venta es algo poco común; sobre todo, si se subasta el mismo año en el que consiguió unas cuantas victorias en el mencionado certamen.

Sin embargo, aquí estamos, hablando de un coche de carreras creado por Acura, que salió a subasta y por el que alguien ofreció mucho dinero... pero que finalmente no alcanzó su precio de reserva (la cantidad mínima que exige el vendedor) en Bring a Trailer y no se vendió.

En concreto, estamos hablando del chasis número 7 del Acura ARX-05 DPi, un modelo de carreras de la clase Daytona Prototype, con especificaciones IMSA, de la escudería Wayne Taylor Racing y fabricado en diciembre de 2021.

Un coche de carreras 'en activo', a subasta

De hecho, es una unidad bastante 'joven', ya que su primera carrera fue en las 24 Horas de Daytona de este año, participando en 10 carreras durante la temporada 2022.

Galería: Subasta Acura ARX-05 DPi de carreras

Acabado con los colores negro, plata y azul característicos del equipo, el coche #10 de Konica Minolta está construido sobre un chasis monocasco de fibra de carbono, obra de ORECA.

En la parte mecánica, recurre a un motor V6 AR35TT de 3,5 litros, con doble turbocompresor y una caja de cambios secuencial Xtrac de seis velocidades con levas para cambio, que entrega 600 CV.

Así las cosas, este chasis número 7 del Acura ARX-05 DPi logró la pole en Daytona, Laguna Seca y Road America, y logró victorias en Laguna Seca, Mid Ohio, Watkins Glen y Road America. Desde luego, le ha dejado el listón alto al nuevo Acura ARX-06 electrificado...

Y claro está, que Honda Performance Development lo venda tan pronto, ha despertado nuestro interés. Y por lo que se ve, también el de los compradores. La subasta en Bring a Trailer ya ha finalizado, con una puja más alta de 528.000 euros, que no ha alcanzado el precio de reserva.

Eso sí, según parece, Honda Performance Development ya está "en conversaciones con el mejor postor para determinar si se puede llegar a un acuerdo por este fantástico coche".