¿Qué obtienes cuando tienes un Fiat 500 que necesita un nuevo propulsor y un motor Hayabusa de repuesto por ahí? Bueno, el resultado es un montón de gritos y toneladas de sonidos estruendosos.

Hace poco, el canal de YouTube, Petrol Ped, presentó dos Fiat 500. La primera parte está dedicada a un Fiat 500 con motor Hayabusa, y la segunda con una versión del mismo modelo pero con un motor Subaru. 

Por supuesto, nos encanta la primera parte de su vídeo. Bautizada como 'Fiabusa', está muy lejos de su potencia original, que rondaba los 20 CV. Si lo piensas bien, los actuales motores monocilíndricos como el de las Royal Enfield Himalayan 411 tienen más potencia que el Fiat 500 original. Te dejamos la galería de otro '500' preparado de aspecto impresionante.

Galería: Fiat 500 Giannini

Es asombroso comprobar lo lejos que hemos llegado y lo loca que está la gente para idear un proyecto de transformación que persigue añadir más de un 900% de potencia de la que se suponía que tenía el Fiat 500. 

El motor de la Suzuki Hayabusa tiene una cilindrada de 1.340 cm3 y un potencia de 197 CV. El vídeo comienza con un montón de lecciones de historia, luego pasamos a la parte trasera del coche y a algunos retos a los que se enfrentan los que cambian el motor de la Hayabusa cuando lo montan en un coche. 

Como muchos de vosotros sabréis, no hay marcha atrás en una moto, lo que significa que había que hacer algo al respecto. Además, las motocicletas utilizan transmisiones por cadena, algo que solo algunos coches, como el Radical emplean para su SR1, ofreciendo dos opciones a los clientes, una transmisión por cadena o una caja de cambios.

 Para resolver el problema de no tener marcha atrás, instalaron un actuador que se activa mediante un botón en el salpicadero y que invierte el sentido de la primera marcha. 

Después de todo eso, se puede ver un breve resumen del interior del coche, donde podemos contemplar el cuadro de instrumentos de una Hayabusa, la palanca de cambios con un cambio rápido incluido (solo para subir de marchas), y también los asientos de carreras.

Es curioso que el panel de instrumentos de la Hayabusa quepa tan bien en un coche, lo que también demuestra lo grande que es la moto. 

Un motor de alto rendimiento para el 500

El motor de la Hayabusa alcanza las 11.000 rpm, lo que es increíble para la mayoría de los coches actuales, pero algo 'habitual' para los propietarios de una Hayabusa o de la mayoría de las motos de cuatro cilindros.

El principal inconveniente de poner un motor de moto en un coche es que casi no hay par motor en los rangos más bajos de revoluciones. Debe mover más del doble de peso que suma la moto y dos ocupantes, así que el par motor disponible es un poco escaso.

Como experimentó Petrol Ped, mantenerlo alto en la gama de revoluciones recompensará al conductor con potencia y toneladas de sonrisas mientras grita por la carretera a velocidades no muy rápidas. Dale al 'play', sube el volumen y disfruta.