Lamborghini acaba de anunciar que su LMDh de competición utilizará un motor V8 biturbo, asistido por un sistema híbrido, para competir en la clase Hypercar del Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA y en la clase GTP del Campeonato IMSA WeatherTech SportsCar.

Además, según palabras de la propia marca, este V8 es el primer motor de carreras que ha sido desarrollo por completo 'en casa', gracias al trabajo de la división de competición de la marca: Squadra Corse.

La potencia máxima del sistema que permite el reglamento en esta categoría es de 671 CV (o lo que es lo mismo, 500 kW), por lo que es de esperar que en Lamborghini hayan apurado para llegar a esa cifra.

Eso sí, la parte híbrida o ERS es común para todos los competidores, y queda compuesta por una unidad eléctrica (MGU) de Bosch Motorsport y un paquete de baterías de Williams Advanced Engineering. Por su parte, Xtrac suministra la caja de cambios P1359, de siete velocidades.

Lamborghini LMDh teaser del prototipo

Imagen teaser previa del Lamborghini LMDh.

Los LMDH deben cumplir con un peso mínimo obligatorio de 1.030 kilogramos, sin combustible ni conductor. Además, tienen una longitud máxima de 5,1 metros y una anchura de 2 metros. Y sobre el papel, estos vehículos son capaces de alcanzar una velocidad máxima de 340 km/h.

Como parte de las normas de la clase LMDh, los fabricantes tienen que escoger un proveedor de chasis que, en el caso de Lamborghini, es Ligier.

Independientemente de este detalle, las imágenes del teaser muestran un vehículo con faros en forma de Y y un diseño con líneas afiladas, que evoca los coches de calle de la marca.

El LMDh de Lamborghini comenzará a competir en el año 2024, lo que significa que se perderá el primer año de competición en esta clase. A fin de cuentas, las carreras de esta serie se iniciarán con la Rolex 24 At Daytona del IMSA, en enero de 2023.

Entre los rivales que encontrará Lamborghini estarán los representantes de Acura (el AR24e, con un 2.4 V6 biturbo), Alpine, BMW (con el M Hybrid, un 4.0 V8 biturbo), Cadillac (con un 5.5 V8 atmosférico) o Porsche (con el 963 y su 4.6 V8 biturbo).

Recordemos que estos LMDh son distintos de los LMH o Le Mans Hypercars, categoría en la que los fabricantes deben asumir el desarrollo completo del coche y en la que competirán, además de Toyota o Peugeot (ya presentes), otras marcas como Ferrari.