Mazda irrumpe en el segmento M-SUV Premium con el nuevo Mazda CX-60 2022, su modelo más potente y lujoso, que supone una nueva experiencia para el cliente, gracias a su garantía oficial de seis años o 150.000 kilómetros y al programa MAZDA UNIQUE EXPERIENCE, con variedad de servicios que luego detallaremos. 

El todocamino japonés se sitúa en el mercado de modelos de lujo por méritos propios, ya que tanto por diseño, como por tecnología y equipamiento, logra que el conductor experimente unas sensaciones de máxima calidad. 

Este coche supone un punto de inflexión para Mazda y reforzará a la marca en la parte alta del sector. Y todo, gracias a un sistema híbrido enchufable de última generación, acorde a las tendencias actuales y que garantiza la etiqueta 0 de la DGT.

Galería: Mazda CX-60 2022, primera prueba

327 CV y 63 km de autonomía eléctrica

Este tren motriz está conformado por un motor Skyactiv-G de 2,5 litros y 191 CV, con cuatro cilindros e inyección directa, más un propulsor eléctrico de 129 kW y una batería de alta capacidad de 17,8 kWh y 355 V. En conjunto, el sistema entrega 327 CV y 500 Nm, cifras que convierten al vehículo en el Mazda de producción en serie más potente de su historia. 

Huelga decir que las prestaciones son impresionantes, con una aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 5,8 segundos y una velocidad punta limitada a 200 km/h. Gracias al aporte eléctrico, cifrado en una autonomía de 63 kilómetros, el CX-60 2022 declara un consumo de combustible WLTP en ciclo combinado de tan solo 1,5 l/100 km, con unas emisiones de CO2 de 33 g/km.

Mazda CX-60 2022, primera prueba

En cuanto a la carga de la batería, puede estar lista en apenas 2 horas y 20 minutos gracias a una potencia de carga máxima en AC (corriente alterna) de 7,2 kW, uno de los mejores registros entre los híbridos enchufables del mercado. 

Mazda CX-60 2022, primera prueba

Muchos sistemas novedosos

La tecnología avanzada del coche viene dada con la nueva transmisión automática de ocho velocidades con embrague multidisco y con el sistema de tracción total i-Activ AWD de Mazda, junto con el selector Mazda Intelligent Drive (Mi-Drive), que permite elegir entre cinco modos de conducción, incluyendo el programa EV, además del Normal, Sport, Off-Road y Towing.

Asimismo, el Mazda CX-60 estrena muchos asistentes a la conducción, como el sistema de visión 360º See-Through View, el control de descenso de pendientes HDC, el Cruise Control i-ACC, con limitador de velocidad basado en el reconocimiento de señales de tráfico, o la alerta de salida de aparcamiento Vehicle Exit Warning (BSM). 

Mazda CX-60 2022, primera prueba

Gran maletero de 570 litros

La nueva plataforma Skyactiv Multi-Solution Scalable Architecture permite ubicar la batería entre el eje delantero y el trasero. Esta solución genera un centro de gravedad especialmente bajo y un amplio maletero de 570 litros, cifra muy generosa en un híbrido enchufable. 

Por supuesto, el espacio interior también es excelente, fruto de una amplia distancia entre ejes de 2.870 milímetros. En concreto, ofrece 1.441 milímetros de espacio para los hombros en los asientos traseros, es decir, 50 mm más que el CX-5.

Mazda CX-60 2022, primera prueba

Atractivo diseño Kodo

Otro de los puntos fuertes del Mazda CX-60 2022 es su diseño, fruto de la filosofía Kodo (Alma del movimiento), que se encuentra en su segunda fase. El coche se ha desarrollado siguiendo el concepto de 'Noble solidez', transmitiendo inteligencia y elegancia. En concreto, amplía el concepto japonés del Ma, la belleza serena del espacio vacío.

Mazda CX-60 2022, primera prueba
Mazda CX-60 2022, primera prueba

El interior, de gran calidad e intachable ergonómicamente hablando, se basa en los conceptos Kaichou y Musubu. El primero supone la mezcla armónica de diferentes materiales y texturas, mientras que el segundo es el arte de anudar, una clara inspiración para las costuras que aparecen en la instrumentación. 

El carácter Premium del vehículo también queda patente con su nuevo Sistema de Personalización del Conductor que, al indicarle la estatura, ajusta automáticamente el asiento, el volante, el Head Up Display y los retrovisores. 

Mazda CX-60 2022, primera prueba

Dinamismo excelso

Pero un coche no hay que vivirlo solo en parado, sino fundamentalmente en movimiento y Mazda es una de las marcas que ofrece un mayor disfrute para el conductor. El CX-60 2022 es un coche potente, con un tren motriz de suave funcionamiento y con un tacto dinámico exquisito.

El trabajo realizado en la suspensión y en la dirección resulta sumamente acertado, hasta el punto de que el SUV japonés mezcla de forma única el placer de viajar con la emoción de afrontar tramos revirados. Sin duda, al volante la sensaciones son muy gratificantes.

Mazda CX-60 2022, primera prueba

La suspensión, que sigue la filosofía Jinba Ittai, controla con suavidad la carrocería en curvas y mantiene un perfecto aplomo del vehículo en cualquier rango de velocidad.

Ahondando en este aspecto, la rigidez de la carrocería aporta una repuesta inmediata del vehículo y la suspensión tiene como aliada un sistema exclusivo de Mazda, el Kinematic Posture Control (KPC), que frena la rueda trasera interior en curvas para optimizar la trazada. 

Por supuesto, el conductor puede escoger entre dos niveles de retención y también es posible mantener el nivel de la carga de la batería o incluso aumentarla en marcha, de forma sencilla. Y a la hora de estar en contacto con el mundo exterior, la conexión con los protocolos Apple CarPlay y Android Auto se realiza de forma inalámbrica.

Mazda CX-60 2022, primera prueba

Experiencia premium y satisfacción del cliente

Como coche premium que es, el Mazda CX-60 2022 conlleva una experiencia de cliente acorde a su nivel. La firma japonesa cuida al máximo todos los servicios que ofrece y que, en este caso, se reúnen en el programa MAZDA UNIQUE EXPERIENCE.

Dicho programa, además de la ampliación de la garantía oficial, incluye diversas acciones de posventa, entre las que sobresalen el vehículo de cortesía gratuito, la extensión de cobertura de Seguridad Mazda 730 (si el cliente tiene todos los mantenimientos al día y realizados en un Servicio Autorizado Mazda) o el sistema Caribou, que genera las comunicaciones entre el concesionario y el cliente de forma online.

Mazda CX-60 2022, primera prueba

También destacan los programas de mantenimiento gratuito asociados a Flexiopción y el nuevo programa de seguros Mazda Insurance. Todas estas ventajas logran que Mazda sea una de las mejores marcas de automoción en términos de satisfacción y fidelización de sus clientes. 

MAZDA UNIQUE EXPERIENCE genera una confianza total en los clientes, más ahora, en estos momentos de incertidumbre dentro del mundo del automóvil. El objetivo es lograr el bienestar y la satisfacción de todos los conductores de un Mazda y el fabricante lo está logrando, pues el servicio de posventa está obteniendo sobresalientes niveles de satisfacción. 

Acabados personalizados

Por supuesto, se ha trabajado mucho en la personalización del Mazda CX-60 2022 para cualquier tipo de cliente tenga el vehículo deseado. De este modo, los cuatro acabados (Prime-line, Exclusive-line, Homura y Takumi) disfrutan de componentes específicos para diferenciarse entre sí. 

Todo, sin olvidarnos de un equipamiento de serie realmente completo, algo inusual en un modelo premium. Así, el SUV japonés cuenta de fábrica con navegador, instrumentación digital y pantalla central de 12,3 pulgadas ambas, radio digital DAB con ocho altavoces, climatizador bizona, mando giratorio HMI, control de crucero automático y Apple CarPlay y Android Auto inalámbricos, entre otros componentes.

Mazda CX-60 2022, primera prueba

Diésel y gasolina con M Hybrid Boost

Además, dentro de unos meses, el coche recibirá un nuevo motor turbodiésel e-Skyactiv D de 3,3 litros y seis cilindros en línea, con dos niveles de potencia, 200 y 254 CV, y asociado al sistema de hibridación ligera Mazda M Hybrid Boost de 48 V, que le garantiza la etiqueta Eco.

Este bloque, que destaca por una relación sensacional entre consumos, emisiones y prestaciones, incorpora la nueva tecnología de combustión DCPCI (Distribution-Controlled Partially Premixed Compression Ignition): encendido por compresión controlado por la distribución con premezcla parcial. Esta solución supone una respuesta ágil y un incremento del 40% en la eficiencia energética, de tal forma que el propulsor está preparado para superar futuras normativas de emisiones.

Mazda CX-60 e-Skyactiv D

También el CX-60 se podrá elegir con otra mecánica de estreno, en este caso de gasolina s-Skyactiv X, con el mismo esquema de seis cilindros, pero con 3,0 litros, y también vinculada a la tecnología mild hybrid. Tanto el diésel como el gasolina pueden disponer de propulsión trasera RWD.

Oferta en septiembre

En definitiva, el Mazda CX-60 2022 es un SUV premium por méritos propios, no solo por el coche en sí sino también por todos los servicios que los clientes disfrutan al comprarlo. Por cierto, durante este mes se puede adquirir con un precio más bajo, que se inicia en 50.268 euros, así que no deberías tardar mucho en acudir a tu concesionario oficial más cercano.