Los Alfistas están de enhorabuena. El responsable de diseño de la marca ha confirmado a la revista Top Gear que el diseño de sus modelos eléctricos no cambiará radicalmente con respecto a los de combustión, sino que mantendrá ese aspecto pasional de los Alfa Romeo.

Según el propio Alejandro Mesonero-Romanos, no tiene sentido hacer un diseño específico para los modelos eléctricos. Además, dado que todos los coches serán de cero emisiones en un futuro, no existirá la necesidad de que llamen la atención por su naturaleza eléctrica.

"La electrificación cambia la forma en la que se mueve el coche, pero el carácter, el estilo y los valores se mantienen. Un aspecto eléctrico por que sí no tiene sentido desde mi punto de vista. No vamos a decir, 'vale, es un coche eléctrico, hagamos que tenga un aspecto diferente solo por serlo'", ha afirmado el diseñador.

Alfa Romeo Giulia Estrema y Stelvio Estrema

Bajo su punto de vista, esa estrategia tenía sentido por ejemplo para BMW, ya que la marca alemana fue pionera en materia de eléctricos y hacer que su i3 tuviera un aspecto muy diferente al resto de la gama era incluso lógico, no así cuando todos los coches sean eléctricos.

Por supuesto, ciertas ventajas del coche eléctrico frente al de combustión podrán resultar en cambios a nivel de diseño, como una batalla más larga, voladizos más cortos y, por supuesto, más espacio interior y un centro de gravedad más bajo.

Estos aspectos puramente funcionales impactarán en las proporciones de los coches, pero el responsable de diseño de Alfa Romeo cree que los futuros modelos tendrán que tener una 'apariencia visceral' y que rezume un 'efecto wow', como los coches de combustión del pasado. Al fin y al cabo, cualquier nuevo modelo tendrá que lucir primero como un Alfa Romeo, sin dar la impresión de que pretende anunciar su naturaleza eléctrica a los cuatro vientos.

Alfa Romeo Giulia y Stelvio Estrema 2023

El primer modelo eléctrico de la marca italiana llegará en el año 2024, y probablemente sea un crossover subcompacto por debajo del Tonale, que es posible que se ofrezca también con motores de combustión.

Ya en 2025 llegará un segundo eléctrico, este en una plataforma dedicada para este tipo de vehículos y, a partir de 2027, Alfa Romeo se convertirá en una marca 100% eléctrica en regiones como Europa, China o Norteamérica. También se ha confirmado que la próxima generación del Giulia será exclusivamente eléctrica.