El agua y los coches no suelen llevarse bien. En realidad, las aguas profundas y los coches no se mezclan, salvo en el caso de ejemplos extremadamente raros como coches anfibios o los vehículos de tracción a las cuatro ruedas de gran altura con una enorme distancia al suelo.

Incluso en ese caso, navegar por una calle inundada es extremadamente peligroso, ya que no se sabe qué obstáculos o trampas pueden acechar bajo el agua. Por lo tanto, este artículo merece la advertencia de que no intentes hacer nunca lo que estás viendo aquí.

Galería: Hennessey Chevrolet Corvette C8 2020

Nos sorprende que el conductor de este Chevrolet Corvette C8 haya hecho semejante intento, pero nos sorprende aún más que haya tenido éxito. Se desconoce el lugar exacto en el que se produjo esta osada conducción, aunque tiene lugar en algún lugar de Miami, Florida.

La parte sur del estado sufrió las consecuencias de una fuerte tormenta tropical hace unos días, con más de 30 centímetros de lluvia caídos en algunos lugares. Capturado en un vídeo en Instagram de Luis Leyva (@superstrong26), la acción habla por sí misma:

 

No sabemos si había más de un metro de agua en esa calle en particular, pero sí sabemos que se ve más parte sumergida del Corvette que por encima del agua. El vídeo comienza con el Chevy ya en medio de la calle, con el capó y los faros completamente sumergidos.

Las olas rompen el parabrisas. El borboteo salen de las puntas de los tubos de escape a ambos lados. La música del vídeo nos impide oír el coche, pero este sigue avanzando y empuja literalmente una ola, que nace de la 'proa' hacia la calle mientras vuelve a tierra firme, aparentemente sin ningún daño.

2020 Chevy Corvette C8 Interior Design Video

'Aparentemente' es la palabra clave aquí. Mira de cerca mientras pasa y verás agua saliendo de la base de la puerta del pasajero. Eso sugiere que hay bastante líquido en el interior, y sabes que esas grandes tomas de aire en los lados estaban absorbiendo una buena cantidad de agua.

Sí, el vídeo termina con el coche alejándose, pero no tenemos ni idea de hasta dónde llegó. Y quién sabe qué tipo de problemas podrían surgir en el futuro. Lo diremos una vez más. No tientes a la suerte cuando se trata de calles inundadas. Incluso si lo consigues, puede haber consecuencias a largo plazo que pueden arruinar tu coche.