Cada vez son más las compañías que se lanzan al mundo de los restomod, restaurando modelos clásicos y añadiendo tecnología moderna, pero el último proyecto que ha llegado a nuestros oídos no es de una empresa nueva, sino de una de los pioneras de este tipo de creaciones en Estados Unidos.

Hablamos de la firma Expedition Motor Company, que presenta un producto denominado 250GD Wolf 2022 y que, como puedes ver, está basado en un icónico Mercedes-Benz Clase G descapotable del año 1991. Lo malo es que no es barato, ya que parte de 160.000 dólares, unos 150.000 euros al cambio actual.

Galería: Mercedes-Benz Clase G restomod de 1991

A nivel estético, el Clase G de EMC recibe un color azul Gulf para la carrocería, en combinación con detalles de color negro, como las llantas, los pasos de rueda, los paragolpes o las barras instaladas sobre el cajón trasero.

Por supuesto, el interior también se ha puesto al día, gracias por ejemplo a una tapicería de vinilo Praline o a comodidades como aire acondicionado, una pequeña pantalla multimedia para la consola (compatible con Apple CarPlay de forma inalámbrica) o asientos delanteros y traseros calefactados.

Mercedes-Benz Clase G restomod de 1991
Mercedes-Benz Clase G restomod de 1991
Mercedes-Benz Clase G restomod de 1991

Bajo el capó encontramos el indestructible motor OM602 del fabricante alemán, un diésel de 2,5 litros y cinco cilindros en línea, que de serie ofrecía 94 CV de potencia en los 250 GD posteriores al año 1989.

La principal novedad es que, ahora, además de poderse combinar de serie con una caja de cambios manual de cinco marchas, el motor se ofrece opcionalmente con una transmisión automática heredada del Clase S, también de cinco relaciones.

Mercedes-Benz Clase G restomod de 1991
Mercedes-Benz Clase G restomod de 1991
Mercedes-Benz Clase G restomod de 1991

El especialista también ha rehecho por completo la suspensión, los ejes o el equipo de frenos, instalando amortiguadores y muelles mejorados, y según la casa el modelo ahora es más cómodo. También se incluyen de serie bloqueos para los diferenciales delantero y trasero.

Expedition Motor Company afirma que completar este proyecto les ha llevado unas 1.400 horas de trabajo, ya que tuvieron que comenzar desmontando totalmente el coche.