¿Recordáis la Honda N-Van Compo que publicamos hace unas semanas? Es una pequeña camper de apenas 3,4 metros de longitud, con un interior muy bien aprovechado, que tan solo cuesta 16.700 euros. Pues bien, ahora te presentamos un vehículo muy parecido, pero aún más sorprendente. 

Se trata de la Daihatsu Quokka, basada en la furgoneta Hijet, que no llega a esos 3,4 metros de largo y, de hecho, apenas mide 1,48 de anchura y 1,94 de altura. Eso sí, se ha sacado el máximo provecho posible del chasis cabina. 

Aunque por fuera puede parecer una microfurgoneta de reparto, el interior está realizado por completo en madera de ciprés, muy aromática y que se utiliza desde hace tiempo en balnearios. ¡Si cierras los ojos, te puedes trasladar con la imaginación a un spa!

Galería: Camper Daihatsu Quokka

El habitáculo modular incluye una mesa de comedor interior/exterior que se convierte en una base para cama, además de dos bancos laterales que se extienden longitudinalmente. Estos bancos incluyen tapas para acceder a los compartimentos de almacenamiento inferiores. 

Si el cliente lo desea, se pueden añadir varias ventanas de forma opcional, algo lógico para evitar la sensación de claustrofobia. Por cierto, la plataforma que surge para dormir mide 1,83 metros de longitud y 1,29 de anchura. 

También hay unas prácticas cajas, que pueden apilarse en estantes dentro de la furgoneta y servir como bancos o escalones al aire libre (recuerda que la mesa se puede sacar del interior). Y a la hora de alimentarse, el vehículo cuenta con una pequeña nevera y un microondas.

La Quokka incluye un sistema eléctrico con batería de 100 Ah y tomas de corriente continua y USB. Los compradores disponen de un completo listado de opciones, como una batería de litio de 200-Ah, carga solar y un inversor, además de calefacción y aire acondicionado. 

El precio de esta curiosa camper en su país de origen apenas llega a 2.579.500 yenes, que son menos de 19.000 euros al cambio. Para la versión con tracción 4x4, hay que desembolsar 2.737.900 yenes o 20.050 euros. Por cierto, los neumáticos todoterreno están disponibles en opción. Menudo 'juguetito' curioso, ¿no te parece?

Fuente: New Atlas