Si tienes pensado escaparte todos los fines de semana posibles al campo con tu autocaravana en esta primavera, seguro que prestarás mucha atención al camper que te vamos a mostrar a continuación. 

Es un Suzuki Jimny del año 2003, perteneciente a la anterior generación del modelo, transformado en un vehículo camperizado perfecto para dos. Lo subastó Bonhams y tan solo costó 8.000 libras, algo más de 9.400 euros al cambio. Eso sí, el todoterreno había recorrido 103.000 millas, unos 165.000 kilómetros. ¡Quién lo pillara!

Galería: Suzuki Jimny camper 2003

Esa distancia habla muy bien de la fiabilidad mecánica y del resto de componentes. Precisamente, el motor es un bloque atmosférico de gasolina, con 1,3 litros y cuatro cilindros en línea, que desarrolla 85 CV a 6.000 rpm y que se combina con una caja manual de cinco velocidades. 

Por su parte, el sistema de tracción es total conectable, ya que carece de diferencial central. Eso significa que, en carretera, el Jimny se desplaza como un vehículo de propulsión trasera, pero una vez fuera del asfalto, se pueden engranar los dos ejes motrices e incluso la reductora. No hace falta decirte lo bien que avanza este vehículo en el campo, incluso con la casa a cuestas, gracias a su corta distancia entre ejes.

Suzuki Jimny camper 2003

Si te parece, centrémonos ahora en la camperización. No sabemos a quién o a qué empresa debemos la conversión, pero el resultado es muy bueno. Obviamente, se han retirado las plazas traseras para crear un pequeño espacio habitable.

En el piso superior, hay una cama con 2,1 metros de longitud, aunque cualquier persona de más de 1,80 metros tocará con el techo inclinado. La anchura es suficiente para dos personas, pero también es cierto que van a dormir muy juntitos. 

Suzuki Jimny camper 2003
Suzuki Jimny camper 2003
Suzuki Jimny camper 2003

Si descendemos a la planta baja, nos encontramos con una batería que proporciona luz y energía, y existe la opción de conectarse a la red eléctrica en un camping. Asimismo, no falta un quemador de gas con dos fuegos para cocinar algo sencillo y una nevera para las provisiones de uno o dos días. 

También los ocupantes pueden usar un fregadero con agua canalizada desde un contenedor de almacenamiento y un pequeño receptáculo para las aguas residuales. La parte negativa viene dada por la altura disponible en la cabina, que es de apenas 1,5 metros, por lo que se ha instalado un pequeño asiento sobre el paso de rueda trasero para utilizar los electrodomésticos con él. 

Suzuki Jimny camper 2003
Suzuki Jimny camper 2003

A la hora de lograr un habitáculo luminoso, las ventanas a ambos lados y la claraboya del techo resultan fundamentales. 

En cuanto al exterior, el Suzuki Jimny sobresale por la pintura gris antirrayado, los neumáticos camperos Hankook Dynapro y la escalera desplegable para facilitar el acceso a la zona de estar, además de la rueda de repuesto colgada en la parte trasera. 

En fin, el Suzuki Jimny camper de 2003 nos parece un vehículo muy agradable para alejarte un fin de semana de la civilización. Barato, compacto y con capacidad 4x4, resulta ideal para esa excursión soñada alejado de todo, ¿no te parece?