El nombre Topolino se utilizó por última vez en un vehículo de producción hace más de 60 años. Sin embargo, Fiat planea resucitar el legendario nombre con un nuevo minivehículo eléctrico.

Todos los rumores apuntan a que no se diseñará desde cero, sino que estará basado en un modelo ecológico ya a la venta en Europa. Concretamente, en el Citroën Ami que nos sorprendió hace ya dos años.

Galería: Prueba Citroën Ami (calles de Madrid)

Según informaciones de Automotive News, Fiat dispondrá de su propia versión del Citroën Ami y parece ser que el primer prototipo basado en el nuevo modelo ya ha sido mostrado a los concesionarios.

En este sentido, fuentes de uno de esos concesionarios que ya han tenido ocasión de ver el vehículo en persona, dijeron a la publicación online que es ligeramente más refinado que la versión original de la firma de los chevrones.

Prueba Citroën Ami eléctrico (calles de Madrid)

En muchos países europeos, el Ami está clasificado como cuadriciclo por su baja potencia y su pequeño tamaño. En España, por ejemplo, puede conducirse a partir de los 15 años con la licencia AM, por lo que es ideal para zonas urbanas.

Al igual que el Ami o que el más reciente Opel Rocks-e, se espera que el Topolino se venda en versiones de pasajeros y de carga, y también podría haber un modelo descapotable con capota de lona.

Prueba Citroën Ami eléctrico (calles de Madrid)

Con 2,41 metros de longitud, el Ami ofrece espacio para dos adultos y está impulsado por un pequeño motor eléctrico con una potencia máxima de solo 8 CV (6 kW). La velocidad máxima es de 45 km/h y tiene un radio de giro de 7,2 metros. Un paquete de baterías de 5,5 kWh proporciona una autonomía certificada (WLTP) de 75 kilómetros con una sola carga.

Se espera que la versión de Fiat del vehículo debute con las mismas especificaciones técnicas, aunque, según el informe de Automotive News, podría tener un habitáculo más sofisticado.

Prueba Citroën Ami eléctrico (calles de Madrid)

Al igual que el Citroën Ami y el Opel Rocks-e, que es una versión renombrada del mismo vehículo, el Topolino se ensamblará en la planta de Stellantis en Kenitra (Marruecos). Se espera que la producción de esta fábrica aumente a unas 35.000 o 40.000 unidades anuales una vez que el Topolino llegue a las líneas de montaje en algún momento del próximo año.

Fuente: Automotive News