Esta es la historia de un Dodge Viper RT/10 que ha estado abandonado durante demasiados años. Su historia comienza en 1994, cuando se compró nuevo en un concesionario. Todo le iba bien, hasta que en 2015, su dueño perdió la vida y dejó el deportivo a su hermano, que lamentablemente no pudo mantenerlo.

El coche ha estado parado desde 2019, ya que el hermano del propietario tenía problemas de salud mucho más graves. Nadie fue capaz de salvar este Dodge Viper, hasta 2022, cuando el dueño del coche llamó a una empresa de restauración para devolverlo a su antigua gloria. El vídeo que acompaña a esta noticia dura casi 30 minutos, así que acomódate y tómate un respiro.

Galería: Dodge Viper: supergaleria de fotos

La grabación muestra los pasos y el proceso seguido por la empresa de restauración. Lo menos que podemos decir es que el coche está completamente irreconocible al final del vídeo. Por supuesto, habrá que seguir trabajando un poco más antes de que este Dodge Viper RT/10 vuelva a rodar por la carretera, pero es muy satisfactorio verlo con una imagen mucho mejor.

El propietario probablemente tendrá que enviarlo al taller, para comprobar el estado general del motor, ya que casi seguro necesitará alguna reparación. Tal vez por ese motivo, durante el vídeo, no podemos verlo en marcha en ningún momento.

Un coche icónico

El Dodge Viper RT/10 se presentó a principios de los años 90. Es un icono de la industria automovilística estadounidense con su largo capó que alberga un motor atmosférico V10 de 7.990 cm3, que desarrolla 415 CV y 784 Nm de par.

Dodge Viper Roadster (1992)

En el pasado, el hermano del primer propietario tuvo la oportunidad de conducirlo. Dice que alcanzó una velocidad máxima de 155 mph (unos 250 km/h), algo que le dio mucho miedo, tal y como confirma en la grabación.

Desde entonces, no ha vuelto a intentarlo. Sin duda, el Dodge Viper es definitivamente un coche que no es recomendable para un amplio abanico de clientes, sobre todo, si carecen de la experiencia necesaria.

2016 Dodge Viper

Para concluir, antes de la revisión mecánica anteriormente mencionada, su actual dueño confirma que este coche será para una de sus hijas, sobrina del dueño original que, a modo de homenaje, aparece al final del vídeo posando junto al coche. Solo podemos desearla que todo le vaya bien con este impresionante Viper V10 en el futuro.