Tal y como habíamos adelantado el año pasado, Abarth presentó su nuevo 1000 SP Concept, un roadster que fue diseñado por el argentino Rubén Wainberg y el italiano Roberto Giolito.

La novedad es que ahora se ha confirmado que llegará a la producción, aunque solamente verán la luz cinco unidades. Costarán unos 200.000 euros cada una, según confirmó la publicación Auto Italia Magazine.

Galería: Abarth 1000 SP

Se trata del primer diseño propio de la marca del escorpión en varias décadas y está inspirado en el Abarth 1000 Sport Prototipo, un descapotable liviano y potente que el diseñador ítalo-austriaco Carlo Abarth le encargó al ingeniero milanés Mario Colucci en 1966.

Por si no lo sabías, con este modelo, Abarth compitió en carreras de resistencia de su época y ganó los 500 kilómetros de Nürburgring con el alemán Hans Hermann al volante. Así que hablamos de un vehículo icónico en la historia del fabricante.

Este Abarth 'homenaje' posee una carrocería de tipo 'barchetta' abierta y tiene reminiscencias al diseño original como los vidrios escalonados del cockpit, las barras antivuelco expuestas, la cola de escape en posición de salida central y los pilotos de un tamaño reducido.

Abarth 1000 SP

Este nuevo Abarth 1000 SP fue desarrollado sobre el chasis de fibra de carbono del Alfa Romeo 4C y comparte su misma estructura: solamente pesa 1.074 kilos. Debajo del capó encontramos un motor de gasolina de 1,75 litros de cilindrada, con cuatro cilindros y turbocompresor, que desarrolla 240 CV de potencia. Comenzará a fabricarse este año en Turín, Italia, con la colaboración de socios autorizados.

Abarth 1000 SP

Rubén Wainberg es un argentino afincado en Italia, que pasa por ser uno de los responsables de esta 'joya'. Nació en 1972 en Buenos Aires y, actualmente, es jefe de diseño de Abarth desde hace más de una década.

Abarth 1000 SP

Podemos afirmar que Wainberg ha creado la estética que define el espíritu de la firma del escorpión en los últimos años. Wainberg ha sido calificado por Luca de Meo como "el más Abarthista de los Abarthistas". Todo un elogio.