Recientemente, el director general de Stellantis, Carlos Tavares, expresó su preocupación por los elevados precios de los coches nuevos. En una entrevista, dijo que estaba "muy inquieto porque esa accesibilidad se está convirtiendo en un problema mucho mayor a medida que aumenta la inflación". 

Una de las estrategias del grupo para atajar este problema es la llegada de una nueva generación de vehículos eléctricos compactos y más asequibles, pero no llegarán hasta finales de la década. Mientras tanto, la mejor alternativa puede ser el indestructible Fiat Panda.

Fiat Panda 2020

El mítico urbano italiano celebró su 40 aniversario en 2020 y recibió actualizaciones hace poco tiempo. A pesar de su veteranía, le esperan varios años más en el mercado, concretamente hasta 2026, tal y como ha confirmado Stellantis.

Curiosamente, la actual generación del vehículo se remonta a 2011, una eternidad en el mundo del automóvil moderno, pero continúa representando una excelente alternativa práctica al 500.

Según Reuters, el Panda se seguirá ensamblando en la planta de Fiat en Pomigliano, al sur de Italia. La información la confirmaron los sindicatos metalúrgicos tras una reunión con representantes del fabricante. Este centro de producción también comenzará a fabricar el nuevo Alfa Romeo Tonale muy pronto.

Fiat Panda 2020

Aunque la gama de Fiat no es muy amplia que digamos, el Panda es uno de los modelos más vendidos de la marca, sobre todo en Italia. Además, cuenta con la versión Cross, que puede disponer de tracción total, un modelo fantástico para climas fríos. 

Por otro lado, los sindicatos también aseguraron a Reuters que Stellantis está ultimando un acuerdo para una nueva fábrica de baterías en Italia. Será un proyecto conjunto con Mercedes-Benz y TotalEnergies y se ubicará cerca de Termoli, en el sur del país.

Esta será la tercera planta de baterías de Stellantis en Europa, tras las anunciadas en Francia y Alemania. Pero mientras todo eso sucede, el Panda resiste como nadie el paso del tiempo en los concesionarios.