El fabricante japonés Nissan ha aprovechado el salón de tuning Tokyo Auto Salon para desvelar un prototipo personalizado de su futuro coupé deportivo, que recordemos que en el mercado nipón se llamará Nissan Fairlady Z, en lugar de simplemente Nissan Z.

El concept en cuestión, denominado Nissan Fairlady Z Customized Proto, es un one-off creado para atraer la atención del público y hacer un guiño también al pasado de la marca. El color naranja, por ejemplo, se inspira en el tono del clásico Nissan Fairlady Z432R.

Si no recuerdas el Z432R, te diremos que fue un coche exclusivo para el mercado japonés (JDM o Japan Domestic Market), que recibió su nombre del motor S20 de seis cilindros en línea que escondía, que gozaba de cuatro válvulas por cilindro, tres carburadores y dos árboles de levas en cabeza (4-3-2).

Galería: Nissan Fairlady Z Customized Proto

Sin duda, el Z432R es uno de los modelos Nissan más codiciados actualmente, y también uno de los más exclusivos. Hace un par de años, por ejemplo, se vendió un ejemplar del Fairlady Z432R por la friolera de 700.000 euros.

Más allá de la pintura naranja, el Customized Proto destaca por una serie de detalles en color negro, como las carcasas de los retrovisores, el techo o diversos elementos de la carrocería, además de por una parrilla delantera dividida horizontalmente, que es diferente a la del Nissan Z 2022 desvelado en agosto para Estados unidos.

Las llantas, también de color negro y en diseño de ocho radios, van calzadas con neumáticos de aspecto igualmente retro, que gozan de inscripciones 'Nissan Z' de color blanco en los flancos, lo cual es todo un guiño al Z432R de competición.

Nissan Fairlady Z Customized Proto

Por su parte, las pinzas de freno están pintadas en el mismo color naranja de la carrocería, mientras que en la zaga destacan el spoiler trasero, algo más grande que el del modelo de serie, o un sistema de escape a medida, con un diseño específico para las salidas posteriores.

En principio, el Nissan Z se pondrá a la venta en Estados Unidos en los próximos meses, aunque Nissan ya aseguró que no tiene intención de comercializarlo en Europa, así que para nosotros seguirá siendo una fruta prohibida.