Después de 12 años de presidencia, Jean Todt acaba de dejar su puesto de máximo mandatario de la FIA en manos de Mohammed Ben Sulayem, un expiloto de rallies millonario, de 60 años, que tiene por delante cuatro años de mandato en los que intentará, según sus propias palabras, "crear caminos mejores y asequibles para los pilotos jóvenes".

Ben Sulayem ganó el Campeonato de Rally de Oriente Medio en 14 ocasiones y fue el primer árabe en ser elegido miembro del Consejo Mundial de Deportes Motor de la FIA. En el pasado, también desempeñó un puesto como vicepresidente deportivo de la Federación Internacional de Automovilismo.

Galería: La colección de coches de Mohammed Ben Sulayem

Y como buen apasionado de los coches que es, el flamante presidente de la FIA cuenta con una imponente colección de superdeportivos en su garage de Dubái, ciudad en la que reside habitualmente.

No obstante, su lugar de trabajo dentro de sus funciones como máximo mandatario de la FIA, como ya adelantó, será en París, una ciudad que "le encanta" y a la que volará diariamente en su jet privado "en caso de ser necesario".

Con respecto a su colección de coches de lujo, destacan los Ferrari Enzo, F40 y F50, los Mercedes-Benz CLK GTR AMG y SLR, los Porsche Carrera GT y 911 GT1, así como un Jaguar XJ220.

Pero tampoco conviene olvidarse de un Bugatti Veyron SS, un McLaren P1, un Koenigsegg Agera RS y un Pagani Zonda. Se estima que la colección del nuevo presidente de la FIA está valorada en unos 150 millones de dólares (alrededor de 132 millones de euros).  


Vídeos: el garaje del nuevo presidente de la FIA


Mohammed Ben Sulayem estrelló un F1

Durante una exhibición en Dubái, en 2009, Mohammed Ben Sulayem tuvo la oportunidad de pilotar el Renault R28 de Fórmula 1, que en esa temporada lo condujeron Fernando Alonso, Nelson Piquet Jr. y Romain Grosjean.

Sin embargo, la aventura duró poco porque perdió el control de su monoplaza en la recta principal y se terminó estrellando contra la pared del circuito mientras buscaba superar a un Ford GT en una prueba de aceleración.