Frente a los más de 70 años de historia de SEAT, CUPRA tiene un recorrido mucho más corto en el mercado como una marca plenamente independiente. De hecho, será en febrero de 2022 cuando se cumplan cuatro años desde la presentación de la nueva firma en el Autódromo de Terramar.

Sin embargo, el crecimiento de CUPRA es imparable, tanto en términos de ventas como de imagen y reputación. Una tendencia que se ve reflejada, claramente, en su modelo estrella: el Formentor. Un SUV coupé que también pasa por ser el primer integrante del catálogo que no tiene un equivalente directo en SEAT.

Para hablar de todo ello, aprovechando el paso del Master Final del World Padel Tour por Madrid, una competición de la que CUPRA es patrocinador, hemos tenido la oportunidad de charlar con Ignasi Prieto, director Global de Marketing de SEAT y CUPRA.

Galería: Primera prueba CUPRA Formentor

¿Cómo valoras la evolución de CUPRA en estos primeros años de vida?

Para nosotros es un sueño hecho realidad. La marca ha superado todas las expectativas que teníamos puestas en ella. Pensábamos que había un espacio entre las marcas generalistas y las firmas premium, para la gente que buscaba un coche especial, que pudiera expresar su personalidad y disfrutar del placer de conducir. Y ese público nos ha dado una acogida muy fuerte, en los países europeos y en otros mercados en los que estamos, como México. Es un fervor por la marca increíble.

¿Cómo creáis esa imagen de marca, teniendo en cuenta que también hay que 'alejarse' de SEAT?

Desde el principio, teníamos claro que SEAT y CUPRA eran dos marcas totalmente complementarias. SEAT, desde sus inicios, siempre ha sido vista como una marca joven, que ha tenido modelos de muchísimo éxito en Europa, para gente que quiere disfrutar del vehículo.

Con CUPRA, lo que hacemos es complementar con un producto para gente que busca un diseño muy especial, que no gusta a todo el mundo, pero que a aquellos que les gusta, les apasiona. Y también se busca ofrecer unas expectativas de conducción y de 'performance' muy altas. El objetivo era llegar a un público que buscaba otras cosas.

Ignasi Miquel, director Global de Marketing de SEAT y CUPRA

¿En qué momento están ambas marcas?

Actualmente tenemos la mejor gama de la historia de SEAT, con el Ibiza, con el Arona, con el mejor León que hemos hecho nunca, el Ateca, complementamos con el Tarraco... Todos con una gran demanda.

Y con CUPRA, vamos haciendo camino. Al inicio lanzamos el CUPRA Ateca como primer modelo de la gama, luego el CUPRA León y la llegada del Formentor, que lo ha cambiado todo por completo. Ha sido una explosión a nivel de pedidos en todos los mercados, siendo finalista y casi ganando el premio al Coche del Año en Europa.

Con la llegada de dos eléctricos como Born y Tavascan, ¿cómo se va a reforzar la imagen de la marca?

En CUPRA, la parte eléctrica no la vemos como puede suceder en otros casos, en los que se pierde parte de la emoción en la conducción. Para nosotros la electricidad y la emoción se mezclan. Por eso, desde el inicio, cuando presentamos el CUPRA León e-Racer, ya teníamos clara la misión de que no se perdieran las emociones.

Una de las cosas que buscamos en CUPRA es que con el avance de las tecnologías, las emociones se mantengan o incluso se incrementen. Por ejemplo, como sucede con el e-Boost del CUPRA Born.

Prueba CUPRA Born 2021

¿Qué retos plantea ser responsable de marketing de dos marcas como SEAT y CUPRA?

Aunque son marcas complementarias, SEAT tiene una parte fantástica de juventud, un enfoque urbano, de vivir la vida, de expresar emociones... Es una marca única, que aunque nació en 1950, siempre se ha visto como una marca joven y siempre lo será. Y yo creo que conecta muy bien con un público de distintas edades. Es una marca popular, fresca, que tiene unos coches muy atractivos de diseño. Y ahora, vivimos un momento en el que tenemos capacidad de reinvención y de mantener a la marca en ese momento de frescura.

En el caso de CUPRA, es un momento especial también, en el cual la electricidad marca lo que va a ser la firma. La clave serán los nuevos modelos, como el Born, que estamos lanzando ahora mismo. Veremos si somos capaces de ofrecer un vehículo eléctrico que sea para todo el mundo. Y después con el Tavascan completar esta gama de vehículos eléctricos. Y también sin olvidarnos del UrbanRebel, que es nuestra fantasía.

En resumen, una marca está muy en el tema del día a día, la frescura, la juventud, y la otra busca mucho más la progresividad, el enfoque eléctrico y los diseños especiales, con un punto de vista claro, que no es para todo el mundo.

CUPRA UrbanRebel Concept

¿Por qué elegís asociaros con el mundo del pádel y cómo os ayuda en vuestra progresión?

El pádel es un deporte en crecimiento. En España lleva como 15 años creciendo, pero actualmente, tras la pandemia, ha explotado en todo el mundo. España siempre ha sido el número uno, pero el interés se está acercando en muchos países: Suecia, Bélgica, Finlandia, Catar...

Cuando empezamos en 2018, vimos el pádel como un deporte que ofrece una serie de cosas que son únicas, un deporte muy joven, en el que no había muchas marcas que apostaran fuerte. Nosotros éramos la única marca con vocación internacional que apostaba por el deporte, que veíamos un crecimiento fuerte, porque tiene un componente social importante, sin diferencia entre géneros, que para nosotros es fundamental. Y además, permite conocer a gente nueva. Es un deporte único, que ha roto muchas barreras.

Pala de padel Wilson y CUPRA

Recientemente, Alexia Putellas se ha unido a la 'Tribu' de CUPRA, ¿qué significa que una de las mejores deportistas del mundo sea vuestra embajadora?

Nos aporta una cosa única: es la número uno y es un honor para nosotros tener a la número uno del fútbol femenino. Que haya querido unirse a CUPRA es un gran honor. Y más ahora que lanzamos el Born, que es un coche para una nueva generación. 

Además, nos da una gran visibilidad en un deporte que está en pleno auge, como es el fútbol femenino, del que se ha disparado la popularidad. Ella está rompiendo barreras a nivel de visibilidad y es una gran embajadora. Va a llevar el deporte a otro nivel. Esperemos que nos haga ganar el Mundial. Que haya muchas como ella y que podamos tener una generación de oro. Y ya tocaba que viviéramos la pasión por el fútbol femenino, que es un gran deporte.

Galería: Alexia Putellas, embajadora de CUPRA