Seguro que sabes que el Suzuki Jimny es el todoterreno más barato en España, pero a pesar de esa condición, puede llegar a muchos sitios donde otros rivales más grandes e infinitamente más caros sufrirían más. No obstante, todo es mejorable y las empresas Delta4x4 y Avus Auto han desarrollado una preparación brutal del 4x4 japonés... que está a la venta.

La principal mejora reside en la adopción de ejes pórtico, una tecnología utilizada en ejes rígidos para aumentar la altura libre al suelo. Con este componente y las ruedas más grandes, este Jimny tan especial declara 40 centímetros entre el suelo y sus bajos. ¡Imparable!

Galería: Suzuki Jimny de delta4x4

Ahora mismo, Avus Auto está construyendo 12 ejemplares de este Jimny de colección. Delta4x4 se encarga de mejorar el resto del vehículo. Para conseguir un fabuloso aspecto todoterreno, la empresa monta llantas negras de 18 pulgadas con un diseño de ocho agujeros y neumáticos 4x4.

Los compradores pueden añadir una defensa delantera tubular de acero inoxidable y un cabrestante de tres toneladas, así como guardabarros. La suspensión se ha elevado 4,0 centímetros y recibe amortiguadores adaptativos con botellas externas, como en el mundo de la competición todoterreno.  

Espera, que aún hay más, porque existe la opción de añadir diferenciales bloqueables tanto en el eje delantero como en el trasero. ¡Un auténtico tanque en pequeño formato!

Fíjate en las fotos adjuntas. El modelo de color gris tiene una baca cargada con todo el equipo, faros con protecciones metálicas y el cabrestante. Por su parte, el vehículo amarillo monta una defensa, luces auxiliares integradas tanto en el frontal como en el techo y una baca sin carga. ¡Nos quedaríamos con cualquiera!

Eso sí, llega la mala noticia, que es el precio. El Jimny de Delta4x4 y Avus Auto está homologado para su venta en Suiza y Alemania, y tiene un coste de 56.000 euros. Para ponerlo en perspectiva, el Jimny Pro estándar cuesta 20.970 euros en España, sin incluir el impuesto de matriculación. 

Si además metemos todos los componentes posibles, la tarifa puede llegar perfectamente a los 65.000 euros. Aun así, piensa lo que cuesta un Jeep Wrangler o un Mercedes-Benz Clase G, y seguro que ya no te parecen desembolsos desorbitados...