España cuenta con varios puentes festivos a lo largo del año, por lo que millones de ciudadanos aprovechan para desplazarse a otros lugares y disfrutar de unos días de vacaciones. La mayoría de viajes se realizan por carretera, con lo que hay que tener en cuenta cuáles son las infracciones más cometidas para evitar las famosas 'recetas'.

La Dirección General de Tráfico suele poner mucho énfasis en estas jornadas de fiesta, incrementado controles y agentes. En el pasado año 2020, a pesar de la pandemia y las restricciones, se impusieron más de 3,5 millones de multas de todo tipo, pero algunas son más habituales que otras. Para intentar reducir el número de sanciones durante el puente de noviembre, veamos cuáles son las más comunes y las nuevas que ha incluido la DGT.

Galería: Actualidad y seguridad vial

Exceder el límite de velocidad, la multa más común

El exceso de velocidad es la infracción más sancionada en España. Cerca del 70% de las multas (unas 2,4 millones) en el pasado año fueron por este motivo, y hay que recordar que la penalización va desde los 100 hasta los 600 euros, e incluso se pueden perder seis puntos del permiso de conducir. Pero ojo, porque los casos más graves suponen una pena de prisión de tres a seis meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

Revisar que la ITV no esté caducada

Ser unos conductores tranquilos no nos evitará de multas, ya que se debe revisar siempre que el vehículo esté en regla para circular. La ITV caducada es motivo de multa de 200 euros (100 euros con pronto pago) al estar estipulada como infracción grave. Esto no conlleva perdida de puntos, pero si en la ITV se obtuvo un resultado negativo, y aún así se circula, se pasará al siguiente nivel, el considerado como infracción muy grave, que conlleva hasta los 500 euros de sanción.

ITV Red Itevelesa

El seguro obligatorio debe estar en regla

Una vez que hemos revisado que el coche tenga la ITV en vigor, también debemos comprobar que el seguro sea válido. Circular sin el seguro obligatorio hace que la multa ascienda a 1.500 euros, además de que los agentes de tráfico inmovilizarán el vehículo. Esta fue la tercera infracción más cometida en España en 2020, con más de 150.000 conductores sancionados.

Otras multas comunes

Conducir bajo los efectos del alcohol o de las drogas no debería ni citarse, pues, además de estar más que prohibido, es muy peligroso. Lamentablemente, casi 100.000 usuarios cometieron este error, y se les sancionó con multas de entre 500 y 1.000 euros, y la pérdida de cuatro a seis puntos del carné (para tasas de entre 0,25 mg/l y 0,60 mg/l de alcohol en sangre).

En caso de registrar una tasa superior a 0,60 mg/l (1,2 g/l en sangre), el conductor se enfrenta a un delito con una pena de tres a seis meses de prisión, o trabajos comunitarios de 30 a 90 días, además de la retirada del permiso de conducción de uno a cuatro años. Si el individuo se niega a someterse a la prueba, la pena es idéntica, aunque sin los trabajos en beneficio de la comunidad.

Otra acción muy vista en las carreteras es el uso del teléfono móvil, que conlleva una multa de 200 euros y la retirada de tres puntos del permiso de conducir.

Campaña para controlar el consumo de Alcohol y drogas de la DGT

Nuevas normas de la DGT

A pesar de que estas infracciones son evidentes, son las más cometidas por los conductores, por lo que hay que ser cuidadosos en este puente de noviembre. No obstante, Tráfico incluyó recientemente nuevas normas, que entrarán en vigor previsiblemente antes de final de año.

Entre las más destacadas está la modificación en el cinturón de seguridad, que se sancionará, además de los 200 euros, con cuatro puntos, en lugar de los tres habituales. Esto será válido para sistemas de retención infantil, el casco u otros elementos de protección, incluso si se usan incorrectamente o están mal abrochados.

Cinturones de seguridad Skoda smart

También cambiará la norma de los detectores de radares, considerada su utilización como infracción grave, y la consiguiente multa de un máximo de 500 euros y tres puntos.

La DGT ofrecerá la posibilidad de recuperar dos puntos del permiso de circulación con cursos de conducción segura, que se consolidan tras dos años sin ser sancionado, sin importar la gravedad de la misma.