La locura por los coches clásicos y deportivos no deja de crecer, con ejemplares en subastas de algunos modelos populares que cada vez alcanzan unas cifras astronómicas.

Es el caso, por ejemplo, del Renault 5 Turbo o el Peugeot 205 GTi, dos modelos que es imposible comprar ya no por un precio barato, sino por una cifra medianamente asumible por el común de los mortales.

¿Alternativas? Bueno, optar por un ejemplar que no esté en muy buen estado, o que parezca un clásico abandonado, como el Renault 5 Turbo Evo2 del que vamos a hablar hoy.

Galería: Subasta Renault 5 Turbo 2 Evolution en mal estado

La historia nos lleva hasta el año 2018. De hecho, si lo recuerdas, ya hablamos de él en su día. Se trataba de una subasta de Silverstone Auctions, en la que se ponía a la venta uno de los 200 únicos Renault 5 Turbo 2 Evolution que se vendieron en todo el mundo.

Eso sí, la unidad en cuestión estaba hecha una auténtica porquería, con el aspecto propio de un coche que ha pasado años abandonado en un garaje o, peor, en un granero.

Vendido en 1985 y con un único dueño, su aspecto y estado era bastante mejorable, con la pintura hecha una pena y hasta una cuerda sujetando el paragolpes trasero.

Sin embargo, el asunto tenía truco. Si un coche como este en buen estado puede costar cerca de 100.000 euros, la mejor puja ascendió a cerca de 60.000, por lo que el nuevo dueño tenía un margen de casi 40.000 euros para poner el coche al día. Y seguramente, la restauración no llegó a tanto...

¿Algún dato sobre el coche? Ideado como base para homologar el Maxi Turbo de competición, el Turbo 2 Evolution empleaba un motor turboalimentado de gasolina, con 1,4 litros de cilindrada y cerca de 170 CV de potencia. 

Además, contaba con una puesta a punto especial y múltiples mejoras, lo que unido a un peso bastante ajustado, le permitía alcanzar una velocidad cercana a los 220 km/h y acelerar de 0 a 100 en menos de 8,0 segundos.

Galería: Renault R5 Turbo 2 Evo 1985